Arde Bogotá, ante su actuación en el Mallorca Live: "Sería increíble hacer una colaboración con Rels B"

Es una de las bandas que encabeza el cartel del Mallorca Live Festival, donde actuarán el próximo 15 de junio

Su cantante, Antonio García, atiende a este diario para hablar del presente, pasado y futuro de un fenómeno que no deja de crecer

Los cuatro de Arde Bogotá, uno de los grupos más esperados del Mallorca Live Festival 2024

Los cuatro de Arde Bogotá, uno de los grupos más esperados del Mallorca Live Festival 2024 / Mónica Figueras

Redacción

Se estrenaron en Mallorca en 2021, en la sala Es Gremi. ¿Qué huella les dejó aquel concierto? 

Guardo recuerdos muy buenos de aquel viaje aunque fugaces. Fuimos a la isla con muy poco tiempo pero fue un primer encuentro bonito. Estuvimos visitando la Catedral y poquito más. 

¿Con qué músicos mallorquines les gustaría hacer una colaboración? 

Si Rels B quisiera sería increíble (risas). Lo considero un referente, un artista que está haciendo cosas espectaculares. 

¿Puedo decir que la carrera de Arde Bogotá se forjó en los grandes festivales? 

Parte de lo que nos está pasando es gracias a la escena de festivales que hay en España y a poder difundir nuestra música en ellos. 

¿Todo es positivo en un macrofestival? 

Placeres hay muchos, como la posibilidad de llegar a un público que no te conoce, poder compartir escenario con artistas que admiras, disponer de una infraestructura que facilita los conciertos... La parte negativa supongo que está cuando el festival no pone la música en primer plano, que no ocurre siempre, pero sí que hay casos, supongo que por otro tipo de motivaciones o necesidades.  

Actuarán en la última jornada del Mallorca Live, el sábado 15 de junio, tras Pet Shop Boys y al mismo tiempo que The Blaze, que estarán en otro escenario. ¿Sienten alguna presión?

Todas las presiones (risas). Tengo la sensación de que no vendrá nadie porque estarán viendo a The Blaze. A eso súmale la presión de tocar tras Pet Shop Boys. Si yo fuera un muchacho yendo al festival... Es difícil que otra banda salga bien parada al compararse con Pet Shop Boys. Lo haremos lo mejor posible para que la gente se lo pase bien, pero presiones las sentimos todas. En cualquier caso, bendito regalo el compartir escenario con ellos.

El cuarteto español Arde Bogotá, en una imagen promocional

El cuarteto español Arde Bogotá, en una imagen promocional / Mónica Figueras

«Corred con ganas que esta noche aguanto», cantan en Los perros, uno de sus nuevos temas más escuchados. ¿Qué han preparado para el Mallorca Live? 

Ahora estamos ya no con la presentación del disco Cowboys de la A3 sino con la celebración del mismo. Lo que tenemos es un show montado para hacer una fiesta, o al menos ese es mi objetivo como cantante. Una fiesta en la que la gente forme parte de ella, baile, salte, celebre y cante. Queremos meter en el show y en la energía a los nuevos y a los que ya nos conocen de Es Gremi o de cualquier otro lugar.

¿Qué le deben a un disco como Cowboys de la A3

Un disco como Cowboys ha supuesto para nosotros un crecimiento superlativo. Nos ha permitido de repente estar en lugares como el Mallorca Live y poder tocar para muchísima gente. También nos ha refrendado que haciendo las canciones que nos gustan y haciendo lo que nos dé la gana somos capaces de contactar con la gente, comunicarles algo que nos importa a nosotros, tener la suerte de empatizar con el público. Con Cowboys hicimos el disco que nos dio la gana, lo hicimos sonar como nos apetecía siendo la banda que queríamos ser. 

«Hoy bailaremos hasta no poder más, ni el horizonte ni las nubes acabarán nuestra libertad», expresan en su último disco. 

El baile siempre está presente en nuestros conciertos. Yo concibo las canciones y las letras, y también el momento de compartir la canción en vivo, como una experiencia en cierta medida colectiva. Me gusta escribir pensando en que ojalá eso se convierta en el momento de bailar con alguna otra gente. El fenómeno de expresar la canción con el cuerpo lo tengo muy presente. 

¿Qué se ha convertido en habitual en un camerino de Arde Bogotá? 

No somos nada extravagantes. En nuestro camerino hay tortilla, zumo, cerveza, a veces vino, agua natural del tiempo y poco más. 

En poco más de cinco años se han convertido en un auténtico fenómeno musical. ¿La única fórmula es la de ensayo y más ensayos, o hay algo de milagro? 

Hay algo de milagroso aunque si lo pienso me asusto. Me gustaría pensar que todo siempre estuvo en nuestra mano pero seguro que hay algo que se nos escapa, seguro que hay algo de suerte, de casualidad, de conexión que es maravilloso y que es la diferencia que hace que a una banda como nosotros nos haya ido como nos ha ido y otras a las que admiro muchísimo pues aun no hayan tenido su oportunidad.

Ustedes que están en la cresta de la ola, ¿el rock puede sacar pecho en estos tiempos marcados por la música urbana? 

Yo creo que sí. Los grupos de guitarras y la bandas de rock’n’roll están en un buen momento. Y creo que hay público y gente esperándonos al otro lado, y sobre todo hay una propuesta heterogénea, muy variada, llena de cosas muy distintas, todas conviviendo en armonía, que es lo verdaderamente sano. La música está viva, creciendo hacia lugares inesperados, y eso es lo importante.

Como espectador, ¿qué concierto le resulta inolvidable? 

Un concierto que me marcó mucho fue el de The National cuando los vi por primera vez. No conocía ninguna canción y quedé completamente sobrepasado, por su sonido y su propuesta tan profunda y elegante. También me gustaron mucho The Libertines, por todo lo contrario, por la energía caótica y demoníaca que tienen Pete Doherty y Carl Barât. Esos dos conciertos permanecen en mi memoria. 

Hablamos de rock pero que nadie piense que Arde Bogotá no abraza el pop, algo del folk, experimentación e incluso bossa nova. 

Cada vez más necesitamos no repetirnos. Parte del proceso es buscar qué banda eres, qué banda quieres ser, y darle a la canción lo que ella te pide. Somos cuatro chicos muy distintos, con gustos muy diferentes, y eso genera como una macedonia de cosas que creo que a veces nos lleva a lugares quizá más alejados de la médula de la banda. 

«Y yo que pensaba que Arde Bogotá eran de Colombia». ¿Eso se lo dicen a menudo? 

Sí. Además siendo como somos de Cartagena. La confusión es habitual pero divertida.

¿Ya han dado el salto a Latinoamérica? 

Hemos estado en Colombia, Argentina, Uruguay, México... Este año no iremos a Latinoamérica, quizá el siguiente, si nos dejan y nos invitan. 

Izal, Vetusta Morla, Viva Suecia, Arde Bogotá... ¿Por qué no suenan apenas en las radiofórmulas? 

Está Radio3, que hace una labor muy chula por la difusión de la música, pero las otras radios en cierta medida tratan de tener un sitio para nosotros pero no estamos en la fórmula. Ellos sabrán, ellos tendrán sus consideraciones, nosotros vivimos en nuestros conciertos, en las redes, en las plataformas y en las casas y orejas de la gente.