Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

REPORTAJE

Tesoros escondidos en sitios insólitos de Córdoba

Aparcamientos, hoteles de lujo, bancos, un gimnasio o una tienda, cualquier lugar es bueno en Córdoba para descubrir restos arqueológicos con más de 20 siglos de antigüedad

Tesoros escondidos de Córdoba. A.J.GONZÁLEZ

La ciudad que hoy habitamos está superpuesta a las miles de ciudades que fueron Córdoba alguna vez a lo largo de los siglos. Basta hacer una cata arqueológica para que florezcan esas huellas del pasado en yuxtaposición, como en un paseo en el tiempo que suma años de antigüedad a medida que bajamos cotas. 

Por eso no todos los tesoros arqueológicos de Córdoba han salido ya a la luz y están catalogados. Tampoco todos los vestigios que se han descubierto están en las rutas turísticas o a la vista del visitante como el Templo Romano. En Córdoba hay numerosas comunidades de vecinos y propietarios de inmuebles que atesoran en sus viviendas restos arqueológicos, bellos mosaicos, sillares de antiguas viviendas o tumbas, y son responsables del mantenimiento y la limpieza de estos bienes. 

También hay muchos lugares privados de uso público, como gimnasios, sedes de banco, aparcamientos o establecimientos comerciales, que esconden parte de la historia de esta ciudad milenaria. Algunos de estos vestigios históricos están accesibles y son conocidos y visitados. Otros, lo son mucho menos, pero todos ellos están sujetos a inspecciones por parte de la Junta de Andalucía, que es la administración competente en la materia, y se encuentran regulados por la Ley de Patrimonio. 

En una entrevista reciente, Alejandro Ibáñez, director del servicio de Arqueología de la Junta en Córdoba, afirmaba que "en Córdoba siempre mandan las piedras", aunque eso no siempre gusta a promotores y constructores, que tienen que ajustarse a las leyes de conservación y, en muchos casos, cambiar sus planes iniciales cuando aparecen elementos con valor histórico. En esa tensión servida entre la necesidad de cambio y el deber de conservar el pasado trabajan los arqueólogos. 

"La ciudad siempre nos da mucha información, pero vamos demasiado rápido sin reparar en lo que nos está contando", reflexiona Maribel Gutiérrez, una de las responsables de Sexto Mario, una empresa especializada en actividades de arqueología e historia que propone itinerarios alternativos a las rutas clásicas. "A la gente le interesan mucho las curiosidades, por eso tratamos de contarles por qué aparece un elemento en un determinado lugar o qué nos cuentan los pequeños detalles". Sumar los detalles como teselas serviría para recomponer el mosaico de Córdoba.

Sojo Ribera

Junto a la antigua puerta Piscatoria, a mediados del siglo II d.C., había en este barrio comercial y artesanal de la Córdoba romana un establecimiento dedicado a la producción y comercialización de aceite de oliva, una industria en la que la Bética era pionera. Algunos restos arqueológicos de este antiguo molino (canalizaciones y depósitos, además de prensas y fragmentos de ánforas) se han conservado (incluso con los estucos) y están expuestos al público en lo que ahora es un aparcamiento, situado en el edificio de Sojo Ribera.

Aparcamiento del Sojo Ribera. A.J. GONZÁLEZ

Centro de salud Lucano

En 2007 se inauguró el centro de salud de la calle Lucano, en el solar que antes había ocupado el cine dedicado al autor cordobés de Farsalia. Con la apertura del ambulatorio se lograba una vieja reivindicación ciudadana y se cerraba un largo periodo de casi una década de trabajos que se fueron retrasando por una serie de vicisitudes, entre otras la aparición de importantes restos arqueológicos en el solar que obligó a los autores del proyecto a cambiar el diseño inicial y a integrar las ruinas en el edificio.

En el hallazgo se documentó una mensa, bajo la cual yace un sarcófago de plomo. Ésta se caracteriza por su forma rectangular y esquinas redondeadas y fue fechada en época tardoantigua. Una segunda mensa fue excavada en la Ronda del Marrubial con forma prácticamente semicircular y estructura similar al opus signinum. En época califal fue reutilizada como pavimento.

Centro de salud en la calle Lucano. A.J. GONZÁLEZ

Palacio de la Merced

En el Palacio de la Merced, antiguo convento y actual sede de la Diputación, se encontraron restos de un baptisterio (construcción hidráulica) y de un hipogeo monumental con recinto funerario de la primera mitad del siglo I d. C. La construcción ha sido estudiada por el profesor Desiderio Vaquerizo quien indica que debió pertenecer a un personaje o familia de alta condición social. Por su parte el profesor Ángel Ventura lo atribuye a un médico de la Societas Aerariorum que explotaría el cobre de Sierra Morena, llamado Marcus Tolemachus. 

Restos en el Palacio de la Merced, sede de la Diputación de Córdoba. A.J. GONZÁLEZ

Comercios romanos, en un gimnasio

La intervención en un patio del colegio Santa Victoria para la construcción de un gimnasio con piscina cubierta sacó a la luz un pavimento romano perfectamente conservado y los restos de una calle con pórticos para proteger a los cordobeses de la época de las inclemencias meteorológicas. Bajo la calzada, una cloaca para el desagüe de las casas. Los restos pertenecen a finales del siglo I y corresponden también a "antiguas tiendas de época romana", explica Maribel Gutiérrez, de Sexto Mario, una empresa especializada en arqueología.

El gimnasio Hidrosport esconde un secreto arqueológico. A.J. GONZÁLEZ

En el portal de un edificio

En 1995, José Martínez Peñarroya lideró una intervención arqueológica de urgencia en la plaza Gonzalo de Ayora y constató la existencia de una serie de viviendas de épocas islámicas y romanas en un núcleo habitado, extramuros de la ciudad, y que aparentemente por los restos de mosaicos y pavimentos corresponderían a edificaciones de clases acomodadas. El mosaico de la imagen presenta motivos trícromos geométricos y se encuentra integrado en el portal número 6 de la plaza, y el otro, con una crátera central, está en el Museo Arqueológico.

Mosaico en la plaza Gonzalo Ayora 6. A.J. GONZÁLEZ

Una entidad bancaria

El edificio de Cajasur de Ronda de los Tejares esquina Gran Capitán se construyó en los años 80 en torno al lienzo de la muralla romana hallado. Los arquitectos Rafael de la Hoz, Gerardo Olivares y José Chastang levantaron esta edificación, que está protegida por el Plan Especial de Protección del Casco Histórico de Córdoba (Pepch), precisamente en torno a ese lienzo. Puede seguirse el rastro de la antigua muralla romana (y más tarde la almorávide) por todo su perímetro, ya que de forma salpicada hay restos de sillares de piedra por la ciudad.

En la sede de Cajasur de Ronda de los Tejares también hay restos. A.J. GONZÁLEZ

En un hotel de lujo

El hotel de 5 estrellas Hospes Bailío se construyó en una bella casa solariega del siglo XVI con cuatro patios y una joya en su subsuelo. Los visitantes y las personas que se hospeden en este lujoso establecimiento de la calle Ramírez de las Casas Deza podrán descubrir los restos muy bien conservados de una domus romana a la que se accede a través del spa. También se puede ver desde el restaurante a través del suelo de cristal.

La vivienda, cuyos dueños tuvieron un alto estatus, conserva varias columnas que formaron parte de un peristilo del siglo I y dos habitáculos, el mosaico del suelo y parte del estucado pintado de los muros.

En el Hospes Bailío hay una domus romana en muy buen estado de conservación. CÓRDOBA

En una tienda de ropa

Viral se ha hecho un vídeo que da a conocer las termas romanas públicas de la Córdoba romana, datada en el siglo Ique se encuentran en el sótano de la tienda de Bershka ubicada en la calle Concepción. En la primera planta se vende ropa y en el sótano se puede contemplar el vaso grande de las antiguas termas (natatio), que se ha conservado perfectamente junto a otros elementos de los baños romanos.

En el sótano de la tienda de Bershka en la calle Concepción hay restos de unas termas. CÓRDOBA

La conservación de estos importantes baños de época romana (no en vano se instalaron en pleno cardo romano, que atravesaba la ciudad con dirección norte-sur) ha sido posible gracias a que durante mucho tiempo se ubicó allí el patio del antiguo convento de la Concepción.

Compartir el artículo

stats