Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gisela: "Creo que los valores que se lanzan en este musical hacen mucha falta hoy en día"

La cantante y Naim Thomas protagonizan ‘Es una lata el trabajar’, con temas de Luis Aguilé. La obra, escrita y dirigida por el mallorquín Jaime Pujol y Diego Braguinsky, estará en el Auditorium del 13 al 16 de octubre

Gisela ha presentado el musical 'Es una lata el trabajar' en Palma. Guillem Bosch

Gisela y Naim Thomas coprotagonizan el musical Es una lata el trabajar, en el que además de proponer un espectáculo divertido con canciones de Luis Aguilé y otras originales, se habla de superación, de empoderamiento femenino y de crecimiento personal. La obra se podrá ver en el Auditorium de Palma entre el 13 y el 16 de octubre. 

Es una lata el trabajar cuenta la historia de dos hermanos, Óscar y Andrea (Gisela), que heredan una ruinosa fábrica de corbatas -prenda identificativa de Aguilé- que ella quiere reflotar. «Como personaje hago un salto al vacío en mi propio ser, supero mis miedos, soy una chica, aunque tímida, inteligente, creativa... El viaje que propone Andrea es de crecimiento personal y de no límites. Los valores que se lanzan creo que hacen mucha falta hoy en día: empoderamiento femenino, la inteligencia, la creatividad, el salto al vacío, el riesgo, el poder, la lucha, la empatía. Se lanzan muchos mensajes muy bonitos y muy actuales», ha explicado este jueves la cantante durante la presentación en el Auditorium. 

Diego Braguinsky, Gisela y Jaime Pujol. Guillem Bosch

Esta comedia musical está escrita y dirigida por el mallorquín Jaime Pujol (quien ayer dijo sentirse como el hijo pródigo, ya que su debut teatral fue en la sala Mozart) y Diego Braguinsky, ambos actores y autores con décadas de experiencia. «Nos motiva no ser demasiado políticamente correctos, la superación de esta mujer y que sea una mujer la que lleve las riendas nos gusta mucho», ha comentado Braguinsky.

Los responsables de la obra no han querido destripar mucho más el argumento, pero sí han dicho que Luis Aguilé «es un elemento más», que se incorpora «de manera sorprendente en la historia».

Es una lata el trabajar, Dile, Cuando salí de Cuba, Ciudad solitaria y El tío Calambres son canciones de Aguilé que el compositor Víctor Lucas ha versionado para este musical, además de componer otros temas nuevos. «Es una obra con mucho peso de texto, muy bien hilada, muy bien escrita, las canciones no es que sean circunstanciales, pero está concebido más como una obra de texto que un musical», ha señalado Gisela. 

Sobre esa cuestión, Braguinsky ha añadido: «Jaime y yo tenemos una manera de escribir, no nos gusta que las canciones entren con calzador, incluso las canciones de Luis Aguilé sirven para hacer avanzar la historia, no solo las originales. Las de Aguilé suenan por algún motivo».

Este es el cuarto musical en el que trabajan juntos Gisela y Naim Thomas, que coincidieron en la primera edición de Operación Triunfo. «Es muy fácil trabajar con él. Es muy buen artista y sobre todo muy generoso en el escenario, muy buen compañero y lo quiero mucho. Entre nosotros hay química y eso se ve. Química, física, no, ya veremos, el que venga ya lo verá», ha bromeado la artista. De sus protagonistas, Diego Braguinsky ha asegurado: «La química que hay entre Naim y Gisela es oro puro».

Este musical les llegó como un encargo del empresario teatral Enrique Fayos, ha indicado Pujol, pero en cuanto lo asumieron lo hicieron suyo, ha incidido su codirector. Ambos ya habían trabajado juntos y en 2014 su obra Despertarás ayer estuvo nominada a un premio Max.  

«Venimos del mundo de la interpretación, además de directores somos actores, y consideramos absolutamente primordial y fundamental dar una base emocional a los personajes y tengo la sensación de que lo hemos conseguido», ha concluido Jaime Pujol sobre este trabajo.

Compartir el artículo

stats