Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

Vilafranca es Fuenteovejuna

Ya tengo las entradas. En dos domingos volvemos al pueblo del teatro. Así llaman los niños a Vilafranca de Bonany, sede de la Fira de Teatre Infantil i Juvenil de les Illes Balears (Fiet) que organiza Sa Xerxa, la meritoria entidad sin ánimo de lucro que ha logrado que este año el acontecimiento cumpla sus 20. Es difícil de explicar el ejercicio de voluntad, generosidad, solidaridad y amor por la cultura que supone este festival anual que llena el pueblo de familias dispuestas a enseñar a los más pequeños el bello afán de crecer como espectadores. Escenarios en la iglesia, el polideportivo, la escuela, en el antiguo convento. Espectáculos itinerantes en las plazas y las calles. Compañías de todo el país, muchas galardonadas, presentando sus estrenos. Música, circo y juegos. Jóvenes y mayores de la localidad trabajando en la venta de tiques, acomodando al público, acogiendo en sus casas a los actores y a los profesionales que llegan desde toda España para preparar sus programaciones. Todo perfectamente organizado. Cuatro días por y para el teatro, Vilafranca es una Fuenteovejuna unida por el esfuerzo común de que el espectáculo continúe. Su labor por la farándula familiar mereció ayer la recompensa del Premio Nacional de Artes Escénicas de la Infancia y la Juventud.

El año pasado asistimos con mascarilla. Primero lloramos y la mojamos. Luego nos reímos tanto que nos atragantamos. Los padres más felices que los hijos, si cabe. El covid casi lamina nuestra cita otoñal favorita, pero el ímprobo esfuerzo de sus organizadores sacó adelante la Fiet y fue emocionante ver llenos de nuevo los patios de butacas y en escena piezas de altísima calidad. Pero lo que no logró el virus casi lo consigue la falta de miras por la cultura de las autoridades de esta isla. Hace unas semanas, Sa Xerxa impulsó una campaña de captación de fondos porque debido a la reducción en 10.000 euros de la subvención del Consell y el retraso en la convocatoria del Govern sus finanzas se asfixiaban y corría riesgo de no celebrarse. Se dan millones al fútbol y se niegan miles al teatro. Gracias a los donativos de particulares y algunas empresas la Fiet regresará del 13 al 16 de octubre. Con un premio del ministerio de Cultura que es oxígeno para su futuro y un chute de prestigio. Tomen nota los ocupantes de los palcos locales.

Compartir el artículo

stats