Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Andrés Duque: «El cine es el arte de evocar fantasmas»

El documentalista Andrés Duque, nominado a los Goya por ‘Iván Z’, participa en el festival MajorDocs como jurado y con una clase magistral

El cineasta Andrés Duque impartirá la sesión titulada ‘Cajas de memoria’ el viernes día 7 en MajorDocs. | DANNY CAMINAL

Cuando Andrés Duque decidió digitalizar las imágenes de vídeo que tenía en formato analógico, regresaron a él lo que denomina «los fantasmas del cine». Cuenta que «eran fotogramas que habían quedado en el olvido desde hacía dos décadas. Imagina la emoción de volver a verlos...», destaca. Y como en el ordenador «los clips están comprimidos y ordenados, puedes mirarlos en secuencias», añade el cineasta. Se trata de un «material no físico, nostálgico y fantasmal» porque «no lo puedes tocar, pero al dar al play te trae un recuerdo que sí fue real». Además, «el registro, lo que fue grabado, ocurrió realmente». Por eso le gusta resaltar que «la imagen es siempre tan ilusoria como real». De todo ello hablará en Palma el próximo viernes, día 7, en la clase magistral Cajas de memoria, que imparte en el marco del festival de cine documental MajorDocs.

El prestigioso documentalista, con numerosos reconocimientos y una nominación a los Goya por su ópera prima, Iván Z, anima a sus alumnos de la Escuela de Cine de Barcelona a debatir sobre la frase «el cine es el arte de evocar fantasmas». «Quiero ponerles en valor este concepto, porque hacer películas es una manera de dar vida a seres intangibles», afirma quien también formará parte del jurado de MajorDocs. Él dio vida en forma de collage con la trilogía que creó a partir de los ficheros multimedia almacenados en su disco duro externo, convertidos en Color perro que huye, Ensayo final para utopía y Primeros síntomas, sus filmes más personales y que le valieron el aplauso de la crítica y los compañeros.

La cuarta edición del festival, que se inaugura el martes, versa sobre el cine doméstico y Duque afirma que «también habría que defender el cine no domesticado, es decir, el que narra con la lógica que le sirve al autor para contar lo que quiere de forma diferente, no desde la lógica de la industria». Explica que a finales de los 90 se empezó a explorar esta vía y a «trabajar la subjetividad como una forma de construir la verdad. Ya no existe la verdad inalterable, sino que se va construyendo en el juego del montaje».

Respecto al auge actual de los documentales, cree que «es como el mito de Drácula, que siempre vuelve. No es que sea una moda, sino que son historias que no se agotan. Lo real ofrece temas más novedosos u originales cuando el cine de ficción satura al público con clichés». De todos modos, el experto afirma que «en la historia del cine siempre ha habido una relación de dependencia entre formas de entender la ficción y de entender los documentales, por lo que se nutren mutuamente», concluye quien hablará en Palma de su manera de tratarlos.

Compartir el artículo

stats