Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MÚSICA CRÍTICA

Recital “Els dits de la música”: Toti, hay cuerda para rato

Recital “Els dits de la música” ★★★★

Patio Col·legi Arquitectes

Toti Soler, guitarra

17 de septiembre de 2022

---

Toti Soler es mucho Toti, es un rara avis dentro del panorama musical catalán de los últimos cincuenta años, pues si bien empezó con ese grupo de culto que fue Pic Nic, con Jeanette cantando Cállate niña, pasó luego a seguir otros caminos, entre los que están el haber compuesto canciones para las voces grandes y haber acompañado a otros artistas como Ovidi Montllor, con el que formó uno de los dúos más emblemáticos de los años de la Nova Cançó y posteriores.

Pues bien, Toti Soler ha vuelto a la isla, de manos de ese artífice cultural que es Martí Lucena, cuya sombra se prolonga hasta la junta del Colegio de Arquitectos de Balears, desde el que, desde hace años, promociona actividades musicales en el patio de la sede de la calle de la Portella de Palma. Toti ha vuelto para mostrar que, en solitario, también puede llenar cualquier espacio de buena música, pues con su guitarra es, todavía hoy, muy grande.

Toti hace que las seis cuerdas parezcan cien. Su manera de tocar el instrumento, de sacarle sonidos escondidos es única. Lo demostró cuando interpretó esa joya de obra que es L’ase i els galls, en la que mostró todas las posibilidades técnicas, sonoras y musicales de su instrumento.

Cuando mejor se entiende a Toti es cuando toca. Con el homenaje a su abuelo o a Leo Ferré o en la ya clásica Sardana flamenca, el artista estuvo espléndido, mágico.

Pero eso no fue todo, ya que alternó los ritmos como solista con algunas canciones propias y de otros compositores. Entre las primeras las que compuso con textos de Joan Vergés, una de las cuales popularizó Maria del Mar Bonet, Em dius que el nostre amor. Entre las segundas esa versión de Suzzanne (Susanna), de Leonard Cohen con traducción catalana de Josep Maria Andreu.

En resumen: la del sábado fue una velada muy sugestiva y muy agradable. Agradezcamos pues al Col·legi de arquitectos el entender que construir es un concepto muy amplio, que incluye a la música como elemento para conseguir que nuestras ciudades sean mejores y más habitables.

Compartir el artículo

stats