Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casa Planas da los primeros pasos para conservar su archivo

Este centro cultural y de investigación cuenta con casi 30.000 euros del Govern para diseñar un plan de catalogación y digitalización

10

Casa Planas da los primeros pasos para conservar su archivo Manu Mielniezuk

El archivo de Casa Planas podría constituir un museo de fotografías, postales, cámaras y artilugios relacionados con la fotografía. Los tres millones de imágenes que componen su fondo atestiguan la evolución social y turística de Balears entre 1940 y 1970. Pero ese patrimonio cultural que reunió Josep Planas i Montanyà requiere una intervención urgente que garantice su perduración. Ese es el motivo por el que este centro cultural y de investigación ha logrado una subvención de casi 30.000 euros (aportados por las conselleries de Fondos Europeos, Universidad y Cultura y de Turismo del Govern), con los que deben diseñar un plan de conservación.

Ese plan les urge, como primer paso para saber qué hacer en este espacio y con todo lo que atesora. Un olor avinagrado llega de vez en cuando al abrir un archivador. Es un indicio de que hay material deteriorándose. Esa es la principal preocupación de Marina Planas, directora del Centro de Investigación y Cultura Contemporánea Casa Planas, situado en la avenida Sant Ferran.

«Los casi 30.000 euros no bastan para conservar ni para digitalizar todo lo que hay aquí, pero sí sirven para empezar a trabajar y para hacer los estudios previos, con especialistas en cuestión de archivos, para que nos indiquen qué camino tomar. Esto es muy grande, si empiezas dando un paso mal, se te multiplica por tres millones y mucho dinero. Hay que contar con gente muy experta», deja claro la directora de Casa Planas, nieta del fundador.

10

Casa Planas da los primeros pasos para conservar su archivo Manu Mielniezuk

Consultas previas

A quien ya han consultado y les ha asesorado es Joan Boadas, director del Archivo Histórico de Girona, una referencia en este campo. Planas y su equipo tienen en mente algunos nombres de especialistas con los que les gustaría contar para diseñar su plan de conservación, que debe estar listo en este mismo año.

En este plan de conservación deben prever la adecuación del espacio, su aislamiento y planificar el inventario, teniendo en cuenta los diferentes formatos, las colecciones, la producción propia de Casa Planas... «Hay que ver lo que tenemos, porque ni lo sabemos», remarca Marina Planas.

Una vez hecho el inventario, tendrán que decidir qué nomenclatura aplicar en el archivo, porque la intención es que se pueda consultar desde cualquier parte y que esté en contacto con otros archivos. Cuestiones como el estudio de la estación de digitalización, el sistema y la maquinaria también hay que tenerlas en cuenta, al igual que los derechos de explotación y de autor...

Alelí Mirelman, directora de Proyectos de Casa Planas, recuerda que la subvención tiene caducidad y un importe concreto, por lo que requieren de un plan de estrategia para darle continuidad al proyecto y conseguir financiación de instituciones europeas y privada. De momento solo cuentan con esta subvención del Govern y agradecen la implicación de la directora general de Cultura, Catalina Solivellas.

Casa Planas fue referente en fotografía en los años 50, 60 y 70 y su trabajo se convirtió en una herramienta clave de la promoción turística, destaca Mirelman. Josep Planas fue también pionero en la producción industrial de postales y fotografía aérea, de hecho, se compró un helicóptero para hacer fotografías mucho antes de que la Guardia Civil dispusiera de uno. Apasionado de la tecnología, importó maquinaria desde Alemania que aún se conserva en el espacio que ahora ocupan artistas.

Compartir el artículo

stats