Huguet presentará sus baldosas con posidonia en Londres y Nueva York

La tradicional fábrica de Campos se convierte en un referente mundial con su proyecto más ambicioso, ocho innovadoras colecciones con Pentagram y la diseñadora Astrid Stavro

Las piezas de Yuri Suzuki, de Pentagram, creadas para Huguet

Las piezas de Yuri Suzuki, de Pentagram, creadas para Huguet / Andrés Fraga

Raquel Galán

Raquel Galán

Para Biel Huguet no existe el «no» de antemano. «Ofrecemos nuestro oficio, nuestra tradición, todo lo que podemos hacer, y a partir de ahí los creadores ponen su imaginación a trabajar, nos plantean qué quieren y tratamos de cumplirlo». Por eso, cuando la multipremiada diseñadora Astrid Stavro le propuso crear baldosas con posidonia, el responsable de la fábrica artesanal Huguet dijo: «Vamos a probarlo». La antigua socia de Pentagram, la empresa de diseño más importante del mundo, animó a sus compañeros de Londres y Nueva York a idear sus propias colecciones y, tras «una gran investigación técnica y numerosas pruebas», acaba de nacer Huguet x Pentagram. La puesta de largo de la colaboración será en el London Design Festival, que se celebrará del 19 al 25 de septiembre, y se trasladará poco después a Nueva York.

La exposición mostrará ocho colecciones de baldosas, muebles y pequeñas figuras creadas por los referentes mundiales del diseño, por lo que la tradicional fábrica de Campos da un paso de gigante y entra por la puerta grande en la agenda internacional del sector. «Es el proyecto más ambicioso y potente que hemos hecho hasta el momento, por el volumen de piezas, porque es muy diverso y porque los diseñadores son muy destacados a nivel internacional», enumera el director de la fábrica de baldosas fundada en 1933. Además de Stavro, participan los siete socios que se han unido a Pentagram en los últimos siete años: Jody Hudson-Powell, Sascha Lobe, Giorgia Lupi, Jon Marshall, Luke Powell, Yuri Suzuki y Matt Willey.

Antes de convertirse en socio de la prestigiosa empresa, Willey fue durante un lustro el director de arte de The New York Times Magazine. Sin embargo, con lo que más se ha divertido ha sido con el proyecto mallorquín. «En una ocasión me dijo: es lo mejor que he hecho en los últimos años, me quiero dedicar a esto», como recuerda Huguet. Los creativos «se han involucrado totalmente, están superanimados y han dado al oficio el valor que se merece». Argumenta que «los oficios, esos que tanto reivindicamos cuando se pierden, permiten innovar, pero hay que ser muy exigente y querer hacerlo muy bien para conseguir algo bueno».

La colaboración entre Huguet y Pentagram «ha unido una empresa local con una global, la artesanía mediterránea puesta al día, contemporánea, con una visión profesional internacional y digital, por lo que este proyecto ofrece una dimensión que va más allá de la estética. Diseñadores del máximo nivel ponen el foco en lo local, en una Mallorca que puede hacer cosas muy potentes con una nueva visión de su realidad, de lo que ha tenido toda la vida», anima Biel Huguet. No solo habla de baldosas hidráulicas, sino de otras tradiciones tan arraigadas como el vidrio soplado y las telas de llengos mallorquinas. Y cree que de este modo «se contribuye a crear un mundo más diverso y rico desde la isla».

Las colecciones

Astrid Stavro ha creado RE Tiles, una colección que tiene dos tipos de baldosas diseñadas a partir de restos de posidonia y de corcho, materiales reciclables endémicos del Mediterráneo. Las primeras están fabricadas utilizando hojas secas de posidonia en forma de cinta y trozos de las denominadas bolas de Neptuno, que se hallan en las playas mallorquinas. Las otras baldosas se han creado con restos del material extraído del tronco de los árboles.

Baldosas de Astrid Stavro

Baldosas de Astrid Stavro / Andrés Fraga

Con 24 Preludios, Giorgia Lupi se ha inspirado en la conocida obra que Frederic Chopin creó durante su estancia en la isla. Cada azulejo visualiza una de las 24 composiciones. Los colores simbolizan si la pieza se escribió en clave mayor (rojos, rosas y amarillos) o menor (azules), las rayas horizontales son el tempo y las verticales, el número de octavas que abarca cada pieza, entre otras representaciones.

Baldosas de Giorgia Lupi

Baldosas de Giorgia Lupi / Andrés Fraga

Jody Hudson-Powell ideó las baldosas Day/Night_Cycle_1, que brillan suavemente en la oscuridad, liberando energía capturada durante el día. Quería crear algo que no fuese inanimado y, con su innovación, la baldosa «parece cobrar vida» y ayuda a moverse por un lugar oscuro sin necesidad de iluminación eléctrica.

Baldosas de Jody Hudson-Powell

Baldosas de Jody Hudson-Powell / Andrés Fraga

Las Tilescape de Jon Marshall no son únicamente baldosas, sino que se combinan con jardineras y accesorios de jardín en un sistema modular unificado inspirado en el orden y el rigor de un jardín inglés y la estética de una terraza mediterránea.

Baldosas de Jon Marshall

Baldosas de Jon Marshall / Andrés Fraga

Steno, de Luke Powell, se basa en el proceso geológico de estratificación y para fabricar las cinco variaciones de la colección, se ha experimentado creando capas coloreadas en la base de las baldosas, que normalmente no se ve, y luego rectificando partes de la superficie para revelar las capas que hay debajo.

Baldosa de Luke Powell

Baldosa de Luke Powell / Andrés Fraga

Willey se ha lanzado al diseño de muebles con una mesa de café que tiene baldosas intercambiables y un escritorio. La primera cuenta con 16 azulejos movibles para crear una gran variedad de composiciones, que pueden ser sustituidas por diseños de otros artistas. El escritorio incluye un tablero con 39 círculos de hierro para poder enganchar papeles mediante imanes.

Mesa de café de Matt Willey

Mesa de café de Matt Willey / Andrés Fraga

Universally Le Corbusier, de Sascha Lobe, está inspirado en el estudio de los módulos que hizo el arquitecto y se desarrolla con un sistema flexible de baldosas de 18 unidades basadas en elementos tipográficos que permiten una total libertad creativa.

Baldosas de Sascha Lobe

Baldosas de Sascha Lobe / Andrés Fraga

Por último, Yuri Suzuki sorprende con Totem, cuyas piezas fabricadas con el material de las baldosas invitan a jugar como si fuésemos niños.

Suscríbete para seguir leyendo