Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

Los extras mallorquines de ‘Despechá’: «Estamos muy contentos de haber podido conocer a Rosalía, una artistaza»

Marisol Pérez y Andrés Roig son dos de los figurantes que aparecen en el videoclip del año, rodado hace unos días en el Portitxol

Andrés Roig y Marisol Pérez, con su hija Sara, en la playa del rodaje de 'Despechá', s'Areneta del Portitxol Xisco Alario

«Nunca nos imaginamos trabajar algún día con Rosalía», confiesan Marisol Pérez y Andrés Roig, dos de los 19 mallorquines que participaron como extras en el videoclip del año, el de Despechá, grabado en s’Areneta del Portitxol el pasado 30 de julio  —dos días antes de su concierto en Son Fusteret— y estrenado en YouTube el pasado miércoles, con cuatro millones de visualizaciones en menos de 24 horas.

Tanto Marisol como Andrés, que son matrimonio y viven en Palma, no son unos extras cualquiera. Al contrario, son unos profesionales de un ejercicio, el de figurante, no siempre valorado. «Hace años que nos dedicamos a esto. No somos actores pero tenemos experiencia», señalan. Ambos aparecen en el capítulo 8 de la temporada 1 de la serie Turn Up Charlie de Netflix, que se rodó en sa Fortalesa de Pollença, con Idris Elba como protagonista. «Ahí no se nos reconoce nada ya que estamos mezclados con 700 extras, en las tomas finales del capítulo, con los fuegos y la música», detallan. Y en el caso de Andrés, dueño de una tienda de informática e impresión digital, su currículum incluye dos trabajos más: en un videoclip de DJ Allen y en otro para una aseguradora alemana con parte del elenco de Juego de tronos, entre ellos Peter Dinklage.

«Nos apuntamos a una empresa de castings por nuestra hija Sara, de doce años. A ella todavía no le ha salido nada, pero se lo ha tomado bien», comenta Marisol. 

Andrés Roig y Peter Dinklage, de 'Juego de Tronos'

Para el viral Despechá, Marisol y Andrés tuvieron que grabar un vídeo de presentación antes de ser aceptado. Se personaron en el Portitxol sabedores de que iban a una filmación pero sin conocer que la cantante catalana era la estrella: «No lo supimos hasta pocas horas antes. Tendréis una sorpresa, nos dijeron».

Un momento del vídeo, con la palmesana Marisol Pérez abanicándose, a la izquierda

Su trabajo en el Portitxol se prolongó desde las doce del mediodía a las diez de la noche, una experiencia que resultó «muy divertida. Nos lo pasamos muy bien, y eso se ve en el videoclip. Estoy muy contenta de haber podido conocer a Rosalía. Es una artistaza, una profesional. Me sorprendió no solo como bailaba, también por cómo lo tenía todo medido, muy organizado», subraya Marisol, quien aplaude «la promoción» que Despechá va a hacer de Mallorca.

«No estuve nervioso en ningún momento, porque quienes formamos parte de esta empresa de casting somos ya como una gran familia», asegura Andrés.

Durante la maratoniana jornada sabatina se hicieron unas cien tomas, y la mayoría, según el matrimonio mallorquín, salieron «a la primera». No es lo habitual: «Para la serie Turn Up Charlie necesitaron cuatro horas para una sola escena, tiempos habituales en una película o serie», aclara Andrés.

Una vez visto el resultado final de Despechá, los dos extras coinciden en una cosa, en los aplausos, hacia su trabajo y hacia el de Rosalía. «Lo que más nos gusta es la naturalidad. En el videoclip no hay ni grandes yates, ni derroche de dinero, ni cuerpos culturistas. La gente que aparece son personas que te encuentras en el día a día, gente normal y corriente», defienden. 

Andrés Roig, en la playa del Portitxol, en un momento del videoclip

Compartir el artículo

stats