Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rose Hartman: «Mallorca es el lugar más asombroso por su belleza y su gente»

La legendaria fotógrafa neoyorquina, célebre cronista de Studio 54, se encuentra en Palma preparando su próximo proyecto, ‘Incomparable Majorcans’

La fotógrafa Rose Hartman, esta semana en Palma. B. ARZAYUS

En Studio 54 las noches eran especiales. En su pista de baile se juntaba la gente más guapa de la ciudad de Nueva York y del mundo. Givenchy volaba desde París 24 horas solo para asistir a una de sus fiestas. Allí se encontraba con Halston, Manolo Blahnik, Cher o Andy Warhol, entre muchos otros. Pero si hay una imagen que resume aquellas veladas de purpurina y glamour es la de Bianca Jagger montada sobre un caballo blanco celebrando en 1977 su 30 cumpleaños. Vestida, precisamente, de Halston y con sandalias de Blahnik. Es la mejor estampa de una época que retrató la icónica fotógrafa Rose Hartman como cronista de Studio 54, quien se encuentra en la isla trabajando en su nuevo proyecto, titulado Incomparable Majorcans.

«Mallorca es uno de los lugares más espectaculares del mundo por su riqueza paisajística, cultural y social. Me fascina la ciudad de Palma», comenta Hartman, una leyenda mundial, fuerza omnipresente en la escena cultural de Nueva York, donde se erige como una de las fotógrafas más prolíficas de nuestra época. «Hace tres años tuve el placer de que mi querido amigo el anfitrión neoyorquino Omar Hernández me descubriera esta isla fascinante y su gente con motivo de su cumpleaños, que celebra cada año en la isla y al que asisten celebridades y empresarios de todo el mundo. ¡Es una cita mundial!»

Bianca Jagger en su 30 cumpleaños en Studio 54. ROSE HARTMAN

Exitosos y respetados

Una amiga de Hernández le descubrió «los mejores rincones de la ciudad de Palma. No pude dejar de desear conocer a más gente local, cómo es su vida y su trabajo. Para mi nuevo proyecto estoy fotografiando personas de cualquier perfil profesional que son exitosas y respetadas por lo que hacen, pero siempre que se trate de proyectos que enriquezcan el valor de Mallorca», comenta.

Hartman ya editó dos libros con la editorial ACC Publishing Group basándose en el mismo concepto. El primero, en 2012, titulado Incomparable Woman of Style, con modelos, actrices, jet set, editores, fashionistas y otras celebridades. El segundo, en 2015, con el nombre de Incomparable Couples, cuya portada ostentaban David Bowie y su mujer, la modelo Oman.

La fotógrafa ha saltado todos los obstáculos en un mundo dominado por los hombres para crear un enorme cuerpo de trabajo, documentando el demimonde de la fama y el glamour en el centro de la cultura mundial, compartiendo y plasmando momentos únicos y valiosísimos, de los años 70, 80, 90, en plena efervescencia de movimientos sociales. Como protagonistas, los artistas más relevantes que han hecho historia en el siglo XX y que continúan marcando la cultura y las artes de hoy en día. Una memoria gráfica de la cultura universal de valor inestimable. Profesora de un instituto de Lower East Side de Nueva York, su vida dio un giro cuando le pidieron fotografiar la boda de los Hemingway.

A partir de ahí, retrató con su inseparable Olympus a Mick Jagger, Woody Allen, Andy Warhol, David Bowie, Naomi Campbell, Cher, Liza Minnelli, Michael Jackson, Pat Cleveland o Truman Capote, entre muchos más, y hasta a una Anna Wintour sonriendo y sin gafas de sol (esto último algo imposible). Su buen ojo y su fuerte carácter –ningún otro fotógrafo le tosía– le ayudaron. La mayor parte de su trabajo, captado en Studio 54, mostraba el ambiente del club nocturno más desprejuiciado y gay-friendly de la ciudad, uno de los poquísimos lugares donde se permitía el acceso a las mujeres trans, icono de los últimos años de la llamada revolución sexual. A finales de los años 70, justo en la vorágine de reivindicaciones sociales, como las del movimiento LGTBI, feministas y la preocupación por la situación económica, Nueva York se encontraba en un momento de eclosión total, tanto creativa como social. Un cóctel que propició que personas de diferentes estratos sexuales, sociopolíticos y financieros se mezclaran libremente. Hartman estaba ahí para retratarlos.

Documental de su carrera

Tan importante es su trabajo que el director Otis Mass realizó el documental The Incomparable Rose Hartman, que se centra en las cuatro décadas de carrera de la legendaria fotógrafa. En marzo de 2020 se inauguró Studio 54: Night Magic en el Brooklyn Museum de Nueva York, donde se presentaron alrededor de 650 objetos que van desde moda, fotografías, dibujos y grabaciones. La expectación fue máxima y Rose Hartman exhibió sus obras más icónicas junto a los fotógrafos Roxanne Lowit o Richard Manning, entre muchísimos otros. Ha sido la primera exposición que traza una estética innovadora y su influencia duradera en el arte, el diseño, la música, el cine y la moda internacional. Un momento que creó un nuevo estándar y que sigue siendo «un modelo para la creatividad, el arte, la revolución social y la fluidez de género», tal como comentó en su día Matthew Yokobosky, diseñador de la exposición y comisario del Museo de Brooklyn.

Hartman señala que no había vuelto a sentir el interés que le despertaba ese momento de esplendor hasta que llegó a Mallorca. «He viajado mucho pero nunca he encontrado nada igual. Ahora mismo todo es tan comercial. En cambio, Mallorca está llena de gente fascinante y mágica. Es un lugar único, fascinante y totalmente inspirador».

Compartir el artículo

stats