Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arte

Rubén Martín de Lucas instala su ‘Jardín de Fukuoka’ en Pollença

El artista inaugura mañana su nueva colección en la Galería Dionís Bennàssar (Pollença) | Licenciado en ingeniería, encontró su vocación como artista en un viaje a la India

Rubén Martín de Lucas, junto a uno de sus cuadros. | 

El artista Rubén Martín de Lucas inaugura mañana su nueva colección artística, El Jardín de Fukuoka. El lugar elegido para ello es la Galería Dionís Bennàssar (Pollença), y será a las 12.00 horas.

Martín de Lucas está licenciado en Ingeniería Civil, pero siempre tuvo claro que «la ingeniería, aunque se me daba bien, no me llenaba», confiesa el artista a este diario.

Tras acabar el grado decidió emprender un viaje a la India que le cambiaría la vida, aunque no se califica a sí mismo como aventurero: «Me considero una persona atrevida». Cuatro meses con su mochila a la espalda y viviendo el día a día, ahí es donde encontró, tal y como dice, su vocación artística: «Me acostumbré a la incertidumbre de lo no programado, eso me ayudó a decidirme para introducirme en esta aventura del arte, donde todo es muy incierto, pero a la par, muy emocionante».

En 2001 se convirtió en uno de los cinco fundadores de Boa Mistura, un colectivo artístico multidisciplinario con raíces en el arte urbano. Esta iniciativa surge a raíz de un grupo de amigos que vive en Alameda de Osuna (Madrid), todos ellos amantes del arte. Martín de Lucas recuerda con cariño esos años, «llegamos a conformar algo muy bonito», apunta.

En 2015 se alejó del grupo para trabajar de forma solitaria y desarrollar su característico estilo. «La línea de mi pintura es más filosófica, a través de ella hablo de la relación de la humanidad con lo que nos rodea. Cada proyecto gira en torno a un tema en concreto».

El Jardín de Fukuoka cuenta la historia del Maestro de Fukuoka, un hombre que encontró una manera sostenible y sana de enfrentarse a la agricultura, manteniendo como prioridad el respeto con el entorno. El artista ha cambiado su vida debido al descubrimiento de esta filosofía. Ha dejado la ciudad para vivir rodeado de naturaleza, «para mí este mensaje podría cambiar el paradigma de la agricultura, que es lo qué más impacto tiene sobre la tierra».

Rubén Martín de Lucas ya está trabajando en su próximo proyecto, Días Transgénicos, una perspectiva llena de humor e ironía sobre la distancia mental entre, la naturaleza y el ser humano.

Compartir el artículo

stats