Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gerard Quintana: «Nos sentimos extrañamente en casa estando en Mallorca»

Sopa de Cabra actúa este sábado en Sant Marçal, donde interpretará sus canciones más emblemáticas

Gerard Quintana es un habitual de Balears. | ANIOL RESCLOSA

Gerard Quintana (Girona, 1964) asegura que se acuerda muy bien del primer concierto que Sopa de Cabra dio en Mallorca. Fue en Sineu en 1991. Desde entonces han sido muchas las ocasiones en que esta formación ha actuado en la isla. Este sábado lo harán en Marratxí, en las fiestas de Sant Marçal. Es parte de la gira que llevan realizando desde el pasado año para conmemorar los 30 años de 'Ben endins', el disco de rock catalán más vendido.

Una vez más vienen a Mallorca...

Lo hablamos a veces. Para nosotros supone muchas veces el mejor momento de la temporada. Nos sentimos extrañamente en casa en Mallorca, hace mucho de aquel primer concierto en Sineu en el 91, tan multitudinario, y de hecho, cada vez tenemos más amigos y venir es reencontrarnos con un montón de gente. Incluso tenemos un pollencí en la banda desde hace unos años.

¿Qué ofrecerán en Sant Marçal?

Lo que estamos haciendo en este segundo año de gira es celebrar el disco, dicen, más vendido de la historia del rock en catalán. Y para nosotros es celebrar el momento en el que empezaron muchísimas cosas, que son los 30 años del Ben endins. Sí que haremos referencia a aquel repertorio, de aquellos conciertos grabados en la sala Zeleste en el 91, y algunas de las canciones más emblemáticas de la banda, aunque sean posteriores. Este repertorio, que formó parte del doble disco en directo, y que ha acompañado a tanta gente, es un disco que nos sorprende porque lo conocen generaciones muy diversas.

Debe emocionar ver entre el público a distintas generaciones.

Sí, sobre todo por la perspectiva. Evidentemente, a una banda lo que le llena más es hacer cosas nuevas y forma parte de nuestros planes. Cuando acabemos la gira en noviembre en el Palau Sant Jordi, nos pondremos a trabajar con el nuevo material, con composiciones. Por eso éramos un poco reacios a hacer esta celebración. Hacer este concierto es como quien, con 50 y tantos que tenemos ya, recupera sus pantalones y su chaqueta de cuando tenía 20, y se da cuenta de que le va perfecto. Es como un guante y al mismo tiempo, lo compartes con mucha gente y quizás sea más suyo que nuestro. Podría poner el micro al público y no cantar ningún tema. Esta energía que suma es algo muy agradecido. Será un concierto con el que la gente volverá incluso mejor a casa de lo que salió, en todos los sentidos.

Para el nuevo trabajo musical, ¿ya tienen material?

Nos vamos pasando ideas, pero cada vez tengo menos claro si lo que haremos será un disco. Sí que como formato, el vinilo se ha demostrado el más noble, pero la gente, en general, escucha la música a través de dispositivos electrónicos, en formas digitales. Y cada vez las cosas duran menos, la atención de la gente, supongo que es más lógico que vayan pasando cosas de forma constante... Al final hacemos canciones y música, la forma de hacerlo llegar a la gente es importante porque condiciona. En lo que primero que nos centramos es en hacer canciones que emocionen y que nos emocionen.

Otra de sus vocaciones es la escritura. Con su última novela consiguió el premio Ramon Llull 2021. ¿Cómo lo compagina con la música?

Ahora mismo estoy con la tercera novela. Yo vivo muy intensamente y aunque intento tener un patrón en el tiempo, unos horarios, es bastante difícil porque nuestro trabajo no es muy regular. A veces, acabas haciendo de tu vida un lugar y un espacio que no tiene mucha frontera con tu trabajo. Esto implica que has de tener pasión por lo que haces. Intento buscar tiempo, a veces de noche, otras de madrugada. Además presido la Academia Catalana de la Música y también ocupa tiempo. Pero es una cosa en la que creo. Pienso que después de 37 años con esta mirada y perspectiva sería muy triste no hacer nada. Incluso ver que las cosas van para atrás, ¿no?, cuando todo depende de la implicación de las personas. Nadie nos vendrá a salvar nunca de nada. Tenemos que tener proyectos y ser productivos. La pasión que me despierta aprender constantemente hace que encuentre tiempo y espacio.

Compartir el artículo

stats