Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Incorrecta presenta su libro «no apto para puristas» del catalán

Las hermanas Valentina y Júlia Planas han publicado ‘Catalanament’, una obra llena de humor para dar a conocer cómo se habla la lengua catalana hoy

Las hermanas Planas, La incorrecta, ayer en Ínsula Literària, y (abajo) páginas de su libro. B.RAMON

Valentina y Júlia Planas presentaron ayer en la librería Ínsula Literària de Palma su libro Catalanament (Penguin Random House Grupo Editorial), dirigido a todas las personas que aman la lengua catalana y «no apto para puristas». Conocidas como La incorrecta, estas hermanas reivindican con esta humorística y gráfica obra «que se hable el catalán», aunque sea con barbarismos, anglicismos y nuevos términos acuñados por los jóvenes.

Un ayuda para entender a los modernos.

«El catalán es divertido, ingenioso y muy preciso, tenemos palabras para definir todas las cosas», destaca Valentina Planas, la mitad de La Incorrecta, empresa que crearon en 2016 para asesoramiento lingüístico y comunicativo y corrección ortotipográfica y estilística. Mientras ella se ha dedicado más al «trabajo de campo», tarea en la que le ha ayudado su profesión de docente en un instituto, su hermana Júlia se ha encargado del diseño. Así, Catalanament resulta ser un libro con mucho sentido del humor en el que se explican curiosidades de la lengua catalana, palabras extraordinarias, eufemismos «o técnicas ninja para quedar bien», expresiones para entender a la «modern people» y, entre otros capítulos, una pequeña guía para que los boomers se pongan al día con el lenguaje de los más jóvenes. El libro está en la línea gamberra de La Incorrecta en redes sociales.

Pero además, Catalanament es una obra «coral», en la que las hermanas Planas, originarias de Banyoles, han contado con la ayuda de su familia, especialmente de su iaia, cuya caligrafía aparece plasmada en las páginas del libro. «Es un homenaje a la lengua que hablamos nosotras, nuestra variedad», apunta Valentina.

«Reivindicamos la lengua catalana tal y como sale. Este libro no es apto para puristas... Es para quien ama la lengua. Hay anglicismos, barbarismos, palabras dialectales, pero perfectamente válidas», advierte Valentina Planas.

Otras páginas del interior del libro.

En Catalanament también hay aportaciones de amigos mallorquines y palabras propias de la isla, como moix o acorar, que Valentina Planas aprendió con la obra de mismo título de Toni Gomila. «Nos encanta los matices y escuchar. Y la lengua explica nuestra historia», remarca la docente e investigadora.

Antes de Catalanament, La Incorrecta había publicado Parla bé, collons!, en abril del pasado año, libro que sus autoras definían como «la guía más incorrecta» del catalán. Las hermanas Planas aseguran que se sentían en la obligación de «hacer algo ante la situación de emergencia lingüística». «El catalán necesita que hagamos cosas y nosotras hacemos libros», agrega sobre esta cuestión Valentina Planas. Y aunque en su primer libro abogaban por hablar bien el catalán, por encima de todo ahora reivindican «pedagogía para utilizarlo».

En ese trabajo de campo sobre cómo se habla ahora el catalán les ha quedado mucho material, tanto que prevén seguir con la publicación de libros.

Catalanament aporta infinidad de palabras que utilizar en diferentes contextos, pero si en uno debe reforzarse, es el de las redes sociales, señala Valentina Planas. Como docente, sabe que sus alumnos utilizan mayoritariamente el castellano. «Tenemos que cambiar esto antes de que no sea demasiado tarde», añade sobre esta cuestión, en la que cree que influye que «no hay referentes».

Compartir el artículo

stats