Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antoni Muntadas investiga sobre la idea del turismo a partir del archivo Planas

El artista revisa las imágenes y postales de una Mallorca en la que la industria turística era incipiente

Antoni Muntadas y Marina Planas, en el Castillo Hotel Son Vida. B. RAMON

El Premio Nacional de Artes Plásticas en 2005 y Premio Velázquez en 2009 Antoni Muntadas (Barcelona, 1942) inicia ahora el trabajo de campo para un proyecto sobre la imagen turística, centrándose en el archivo de Casa Planas y en las imágenes de Mallorca, de la época en que el turismo era incipiente. Artista interdisciplinar y pionero del arte conceptual en España, asegura que le interesa observar fenómenos contemporáneos, aquello que le rodea. Cómo y cuándo se materializará su investigación es una incógnita. Él considera el proceso de búsqueda, de documentación y de conversaciones como parte esencial de la obra, sin el que no se pueden entender las cosas.

Muntadas advierte que otros de sus proyectos artísticos se han gestado a lo largo de «tres, cinco o diez años», los que ha necesitado para realizar el trabajo de campo y ofrecer una mirada más profunda sobre alguno de esos fenómenos que le interesan, como hizo con la serie On translation, con la que quiso mostrar que «todo el mundo interpreta las cosas de manera diversa, según su información y percepción».

Obra ‘Mirar Ver Percibir’, de Muntadas, exhibida en el Reina Sofía en 2011. | ROMÁN LORES RIESGO/JOAQUÍN CORTÉS

Su propósito estos días es revisar el archivo Planas, que conoció durante una visita el pasado verano. El artista se declara un outsider: «Miro con una perspectiva que no es la local», aclara.

Esta es la primera residencia que organiza Casa Planas en colaboración con el Castillo Hotel Son Vida, donde se aloja el artista. Esta colaboración se ha presentado este martes ante la prensa, con la asistencia de Marina Planas, directora del centro cultural y de investigación, y de Ned Capeleris, director general del conocido establecimiento hotelero.

Instalación en el pabellón de España en la Bienal de Venecia de 2005. | CLAUDIO FRANZINI

Esta semana, Muntadas se dedicará a ver imágenes de la Mallorca en la que comenzaba la industria del turismo, material de Josep Planas i Montanyà, creador de la industria de las postales, de las que el artista se declara «forofo», por lo que lamenta que esté «desapareciendo con los selfies y Whastapp». «Es una lástima, porque estas imágenes, que el que las compra selecciona pensando en quien la recibirá, es un sistema de comunicación fantástico», con el que, además, «se daba envidia a la persona que no estaba allí», apostilla.

Echando la vista atrás, ve «muy positivo la llegada de extranjeros al país. Aprendimos muchas cosas, otras formas de vida, aquí estábamos en blanco y negro y pasamos a una vida tecnicolor».

Para Muntadas, afincado en Nueva York desde hace años, este proyecto con Casa Planas tiene algo de autobiográfico, ya que él veraneó de niño en Andratx.

Antoni Muntadas formó parte del conocido Grup de Treball en los años 70, que aglutinó a diferentes creadores. Considera que «el arte, en los últimos años, se ha hecho más y más interdisciplinar y no es una mirada meramente visual, sino que tiene componentes sociológicos y antropológicos que hacen que estas miradas sean más personales y más profundas, porque esta vertiente sociológica hace pensar en formas de trabajar diferentes». Esa visión más compleja es la que quiere aportar sobre la imagen turística. «Los mass media, la televisión, los sistemas de comunicación, la información y la publicidad, la manera en cómo se construyen las imágenes y sirven para seducir hace que uno de los temas que me interesan, ya hace tiempo, es analizar la idea del turismo, a partir de los años 60, y ligado, más tarde, en los 70, con el comienzo de la publicidad en España», explica. Sobre todo eso ofrecerá una masterclass este jueves en Casa Planas.

«El artista tiene que reflejar el tiempo que vive, no hablar ni del pasado ni hacer ciencia ficción, no es que no se pueda hacer, pero a mí me interesa hablar de lo que me rodea, que mi trabajo me sirva para comprender un poco el mundo en el que vivimos», concluye.

Compartir el artículo

stats