Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La música de Xavibo llega al Principal con teatro y danza contemporánea

El mallorquín, con más de 500.000 seguidores mensuales en Spotify, cantará varios temas con su amigo Marc Seguí y su novia, Marina Reche

El cantante y compositor Xavibo (Palma, 1996). Miguel Tetsuo

«¡Esto es Mallorca, sombrilla en el maletero!» Fue la espontánea exclamación de Xavibo este lunes tras aterrizar en el aeropuerto y dejar su equipaje en el vehículo que acudió a recogerle. El cantante y compositor mallorquín, con más de 500.000 seguidores mensuales en Spotify, actúa el miércoles en el Teatre Principal de Palma con un concierto «muy especial», no solo porque es su ciudad natal, sino también porque el espectáculo incluirá danza contemporánea y teatro y tendrá dos invitados que compartirán varios temas con él. Todo el que conozca su carrera musical sabrá que uno de ellos es su inseparable amigo y cantante Marc Seguí. «No hace falta ni que lo diga, está clarísimo, siendo de la isla y con todas las canciones que hemos hecho juntos...»

Interpretarán algunas de ellas, como Contigo loca, Haciendo na y Daiwal, entre otras. La segunda invitada en subir al escenario es la influencer y cantante de hip hop y rap Marina Reche. «Es mi chica y también cantará conmigo», según adelanta sobre este concierto tan importante para Xavibo. El guiño a la danza se debe a otro motivo personal. «La he querido añadir porque mi hermana pequeña ha bailado toda la vida y, como lo he vivido, me hacía mucha ilusión», explica. En esta ocasión, no será la protagonista, sino la bailarina Maya Triay. En cuanto a la parte teatral, «surgió porque en Madrid asistimos a una representación de la directora Marta Pazos y nos provocó una gran inspiración a Pau Mateu (el escenógrafo) y a mí. Los dos pensamos enseguida: hay que preparar algo diferente para el Principal», destaca.

Estas aportaciones escénicas acompañarán al hilo conductor del espectáculo: un recorrido por su trayectoria, que empezó con el hip hop y el rap y ha derivado en distintos estilos y combinaciones, como su último single, No llores, donde colabora con la cantante Alice Wonder. «Ahora estoy en una etapa más melódica, pop, pero sin ser clásico, y al mezclar mi origen rapero con este tipo de música, salió la canción», detalla.

El mar, la inspiración

Cuando sube al escenario sin los artistas con los que comparte sus temas, «son los espectadores los que cantan. Animo al público a que coree la letra que interpretan los colaboradores, aunque en el Teatre Principal no será necesario porque cantará Marc», bromea. Está «contentísimo» de volver a su isla y en verano lo hará de nuevo. «En Madrid tengo más opciones a nivel laboral, pero Mallorca y el mar son mi lugar de inspiración, junto a la nostalgia. Soy la típica persona que se sienta delante de su antiguo colegio, por ejemplo, y le empiezan a surgir conceptos, ideas que despiertan. Enseguida las atrapo para no dejarlas pasar», reconoce.

«Soy más de recrear que de crear. Tal vez no aporto nada nuevo musicalmente, pero mis letras surgen de todas estas introspecciones y mucha gente dice sentirse identificada. Eso es lo bonito, que hablo de cosas que puede vivir cualquier persona. No canto para fardar, sino para hablar de tú a tú». Su amigo Marc Seguí le define como «profundo», algo que incluso se refleja en sus redes sociales. «Creo que no soy muy buen ejemplo de cómo cuidar mi imagen en las redes, aunque lo único que hago es mostrarme transpartente, natural, sin pensar continuamente que Xavibo como artista debería tener una imagen». No le importa en absoluto y, de hecho, considera que «tal vez así ayude a gente que se ve reflejada en situaciones comunes».

Compartir el artículo

stats