Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Festival

El Primavera Sound seguirá en Barcelona al menos hasta 2027

Los organizadores de la muestra esperan firmar la próxima semana el contrato con el Ayuntamiento que garantiza la celebración de las próximas cinco ediciones | La 20ª edición de la cita musical ha reunido a casi medio millón de asistentes en 10 días y 670 conciertos

Público en uno de los conciertos del Primavera Sound 2022. FERRAN SENDRA

El festival Primavera Sound, que este sábado cierra la más mastodóntica de sus ediciones después de 10 días y más de 670 conciertos, seguirá en Barcelona al menos hasta 2027. Así lo ha confirmador el codirector de la muestra Gabi Ruiz, que, en la tradicional rueda de prensa de balance, ha anunciado que, tras una reunión con la alcaldesa Ada Colau, se ha avanzado en la resolución de algunas de las discrepancias que dificultaban la continuidad del festival en la ciudad y ello hará posible que la próxima semana se firme el contrato que garantiza la celebración de la cita en el Parc del Fòrum en los próximos cinco años.

Ruiz, que en los últimos meses no ha tenido reparo en criticar abiertamente a la administración de Colau, agradeció esta vez públicamente la “implicación” personal de la alcaldesa y el “cariño” que ha mostrado para “resolver los problemas” que amenazan el futuro del Primavera Sound en Barcelona. “No es un tema económico, no estamos pidiendo dinero; es un tema de voluntades”, insistió Ruiz.

Un asunto de fechas

Ese “tema de voluntades” se resume, básicamente, en tres cuestiones: la pretensión de garantizar que el festival se celebra en fechas de junio (y no de mayo, mes en el que, según apuntó Ruiz, muchas bandas internacionales están girando por Estados Unidos); la voluntad de negociar con un solo interlocutor (y no con tres, como hasta ahora: el ayuntamiento de Barcelona, el de Sant Adrià del Besòs y la autoridad portuaria), y la solución del conflicto que el festival mantiene con el ayuntamiento de Sant Adrià, que este año ha provocado, por ejemplo, una reducción forzosa del aforo de la llamada zona Bits.

Los organizadores señalaron asimismo que en el futuro sería deseable poder ocupar el recinto del Fòrum con más antelación (“una semana más”, dijo Ruiz) para evitar que se repitan los problemas en las barras y servicios que convirtieron la jornada inaugural del festival, el jueves 2 de junio, en fuente de quejas y críticas. “Llegamos muy justos de tiempo y además nos sorprendió que a primera hora viniera tanta gente”, explicó el también codirector Alfonso Lanza.

El reclamo de Barcelona

“Nuestra voluntad es quedarnos en Barcelona porque somos un festival de Barcelona y sabemos que una de las claves de nuestro éxito es la ciudad de Barcelona, que es un reclamo impresionante”, afirmó Ruiz, que no perdió ocasión de expresar asimismo su agradecimiento a la comunidad de Madrid por “todas las facilidades” que ha dado para que el Primavera se celebre también allí a partir del año que viene (habrá un fin de semana en cada ciudad).

La dirección de la muestra aseguró que la experiencia de este año, con dos fines de semana en el Parc del Fòrum, no se repetirá. La 20ª edición del festival se ha saldado con un asistencia de casi medio millón de personas (más de 220.000 el primer fin de semana y 240.000, el segundo) procedentes de 139 países y, segun reveló Alfonso Lanza, ha supuesto para Barcelona un impacto económico de 349 millones de euros. Cifras para ufanarse. “Somos el evento de mayor impacto económico en la ciudad después del Mobile World Congress”, proclamó Lanza.

Compartir el artículo

stats