Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Museu d’Inca, uno de los mejores de Europa por su compromiso con la comunidad

Logra uno de los premios EMYA, auspiciados por el Consejo de Europa y entregados ayer en Estonia

Aina Ferrero Horrach recogió ayer esta distinción. | MUSEU D’INCA

El Museu del Calçat i de la Indústria de Inca logró ayer el premio a la participación y el compromiso de la comunidad, una de las categorías de los premios EMYA (European Museum of the Year Award) que otorga el Foro Europeo de los Museos, bajo el auspicio del Consejo de Europa. El jurado de los galardones destacó que el centro expositivo inquer «es un museo centrado en las personas con un presupuesto muy bajo pero con un gran corazón, mucha energía y una participación activa de la comunidad local».

El Premio Silletto a la Participación y el Compromiso de la Comunidad que ha conseguido el Museu d’Inca «celebra un compromiso profundo, continuo y empoderador entre un museo y sus partes interesadas, que coloca al museo como un punto de orientación y referencia en el centro de sus comunidades, ya sean estas locales, nacionales, globales o definido de otra manera».

Aina Ferrero Horrach, directora de este museo, recogió ayer el premio en una gala celebrada en Estonia, tras dos jornadas de exposición de proyectos, que fueron inauguradas por el presidente de ese país.

Entre las razones por las que el Museu d’Inca, reabierto en 2018, se ha alzado con el premio en esta categoría, el Foro Europeo de los Museos ha destacado «su historia personal de resiliencia, ya que logró revertir su futuro sin esperanza en un nuevo camino de crecimiento gracias al apoyo local». También se ha valorado que «demuestra notablemente cómo el trabajo intergeneracional y la transmisión de conocimientos y habilidades a las generaciones más jóvenes pueden inspirar y fomentar un renacimiento de las tradiciones artesanales, centrándose en la historia y la fabricación del calzado y la fabricación de calzado».

El pasado viernes, la directora del Museu d’Inca presentó este centro ante el resto de participantes y aspirantes a estos premios EMYA . «Nuestro museo es ejemplo de museografía social, y de cómo un museo que hace unos años era ignorado por mas de la mitad de los inqueros, hoy es un museo querido y respetado», expuso Ferrero Horrach.

«Solo por el hecho de estar en el centro de Europa hablando de nuestro museo, de Inca y de Mallorca, es ya un gran logro y motivo por el cual ya nos deberíamos sentir orgullosos», declaró la directora del Museu del Calçat durante la primera jornada en Estonia.

Al margen de las presentaciones de cada museo y al elevado nivel de los nominados, el congreso ha estado marcado por el rechazo a la guerra de Ucrania, comentó ayer Ferrero Horrach.

Estos premios europeos se conceden según las recomendaciones realizadas por el jurado de EMYA, del Comité de Cultura, Ciencia y Educación del Consejo de Europa.

Compartir el artículo

stats