Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cantante
Entrevista

Sergio Dalma: "«Perdería a mi público natural si persiguiera llegar a los jóvenes»

El intérprete catalán, con más de 30 años de carrera a sus espaldas, presentará los próximos días 23 y 24 de abril en el Auditorium de Palma su último trabajo discográfico, ‘Alegría’, un álbum «muy vitalista y colorista». La música, afirma, «siempre es una buena protección, un buen abrigo en el que refugiarse»

Sergio Dalma

El intérprete catalán, con más de 30 años de carrera a sus espaldas, presentará los próximos días 23 y 24 de abril en el Auditorium de Palma su último trabajo discográfico, ‘Alegría’, un álbum «muy vitalista y colorista». La música, afirma, «siempre es una buena protección, un buen abrigo en el que refugiarse».

¿Qué ha sentido en su reencuentro con los escenarios? 

Echaba mucho de menos volver a subirme a un escenario pero a la vez también tenía miedo escénico, porque después de lo que nos tocó vivir te das cuenta de que eres más vulnerable de lo que imaginabas. 

El ‘tour’ arrancó el pasado mes de enero. Después de tantas giras, ¿qué espera de esta?

Sé que el público siempre me ha sido muy fiel pero siempre tienes ese temor de: ¿estaremos a la altura? , ¿la gente lo volverá a disfrutar? Mi intención siempre es superar lo que he hecho anteriormente y que el público vuelva a salir satisfecho. Hay que darle mucho valor a pagar una entrada hoy en día. 

¿Aspira a conquistar a los más jóvenes?

No. Yo no estoy trabajando con autores jóvenes para llegar a un público joven. Si persiguiera esto caería en el error de perder a mi público natural. Si se ha sumado gente joven habrá sido a lo mejor por la tendencia de los padres o de algún hermano mayor. Yo no persigo llegar a cautivar al público joven.

¿Se puede gustar a todo el mundo? 

Yo eran tan ingenuo al principio que sí pensaba que se podía gustar a todo el mundo pero eso es imposible. Y uno lo tiene que asumir. No se puede caer bien a todo el mundo.

¿Qué ha preparado para Palma?

En la primera parte del concierto le daremos mucha prioridad al disco de Alegría, luego recuperaremos canciones de otros años, en una parte más acústica, más íntima, con pocos instrumentos , y al final toda la tralla, para que la gente se ponga de pie y pueda bailar. 

¿Qué le ha llevado a entonar Alegría, con la que está cayendo?

Ha sido una necesidad, más que nunca. Este disco se creó en unas condiciones distintas a cómo había hecho álbumes anteriores. La posibilidad de convivir con estas canciones como nunca lo había hecho, de montar un pequeño estudio en casa, de probar, cambiar, amasar los temas de otra forma, y trabajar aunque fuera desde la distancia con los autores... creo que es el disco con el que he disfrutado más a nivel de elaboración. Teníamos claro que la idea era dar un proyecto muy vitalista, colorista. Incluso dije: mandadme alguna balada porque no tenemos ninguna. 

Sergio Dalma, uno de los rostros musicales más populares en España PEDRO WALTER

¿Una balada también puede ser alegre? 

Sí, la gente no está ahora para que le cuentes penas. Todos necesitamos que nos hagan sonreír. La música siempre es una buena protección, un buen abrigo en el que refugiarse.  

En Gigantes afirma: «Siempre fuimos de arriesga»’. ¿Qué papel ha jugado el riesgo en su carrera?

Siempre he intentado arriesgar. Eso de estar en la zona de confort nunca me ha gustado. Cuando saqué aquellos primeros éxitos de Bailar pegados y todo eso tenía cierto miedo de que la gente no me dejara crecer, yo quería hacer otras cosas, y siempre he intentado evolucionar, sin volverme loco, porque sabes que hay un público que te sigue y quiere que le sorprendas pero sin darle la espalda.  

Usted lleva más de 30 años en la música. ¿Cómo se sobrevive en una escena tan competitiva y en un país que en ocasiones peca de desmemoriado? 

Sí, en este país estamos acostumbrados a que cuando uno cumple años se le deja de lado. En mi caso no tengo ninguna queja. Yo mismo me pregunto muchas veces cómo he podido llegar hasta aquí, porque es complicado, la sociedad ha cambiado, la gente también se cansa… pero he tenido la suerte de tener un público fiel y me siento un privilegiado. 

Sergio Dalma siempre aparece con una sonrisa. ¿Cuándo fue la última vez que se cabreó?

A estas alturas de mi vida intento no cabrearme mucho. Me cabreo poco pero cuando lo hago me cabreo de verdad. Soy de aquellos que prefieren más sonreír.  

¿Hasta qué edad piensa estar ahí arriba, dándolo todo?

Prometí a la oficina que hasta los 65/67, si la salud me lo permite, ahí seguiré. Creo que tiene que ser muy duro y difícil cuando llega el momento de la jubilación, sobre todo con un trabajo que te engancha tanto.

Se cumplen 30 años de su Bailar pegados en Eurovisión. ¿Qué le enseñó aquella experiencia?

Para mí fue una experiencia irrepetible. No volvería porque me quedé con aquel buen sabor de boca y además el festival de Eurovisión también ha cambiado muchísimo. Ahora veo imágenes de cuando yo fui y parece un festival de fin de curso comparado con la producción que hacen ahora. Significó mucho porque me hizo mucho más popular, que casi todo el mundo supiera quién era Sergio Dalma. Lo disfruté mucho, fue una experiencia que recuerdo con mucho cariño. 

¿Siempre se ha llevado bien con la fama?

He intentado que no se me indigestara. Nunca he gustado eso de ‘ese es famoso’. Entiendo que soy un personaje público pero la fama es algo con lo que siempre he tenido mucho cuidado, que como persona no me hiciera quebrar. 

¿Qué opinión le merece la última polémica que se vivió en España relacionada con Eurovisión?

Estamos en un momento en el que por todo se crea polémica. Quiero entender que TVE hizo un buen esfuerzo para recuperar un poco la atención y que la gente estuviera pendiente del festival. Realmente no sé qué pasó luego a nivel de los votos. Lo que sí es verdad es que ahora hay que apoyar a la representante que irá, que es la que tiene menos culpa. Yo era más partidario de otra canción pero ella (Chanel) parece muy buena profesional y deseo que quede en un muy buen lugar. 

Compartir el artículo

stats