Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arte

Los collages de Miquel Àngel Llonovoy llegan a Felanitx el Divendres Sant

"Siempre fui ciudadano, rey del asfalto, pero la ciudad no me daba lo que quería", confiesa el artista, instalado desde hace cuatro años en la Garrotxa

Art i cultura. Horticultura. Miquel Àngel ‘Llonovoy’ se ha refugiado en el cultivo de hortalizas y en la técnica del collage. Hace ahora cuatro años decidió instalarse en Sant Jaume de Llierca, cerca de Olot, en la Garrotxa. «Un tros de cel» en la tierra del que nos llega Pegats, una colección de retratos manipulados que se podrá contemplar el próximo Divendres Sant en el Taller Antònia Camia (carrer de sa Plaça, 1, Felanitx), a partir de las 12 horas. «Añoro Mallorca, pero yo no podré venir, y me han reñido por eso, pero hay que plantar cebollas», se defiende.

«El collage me da el placer de la creación, de ser yo; mezclando y añadiendo, a partir de retratos, de láminas e imágenes religiosas que he ido encontrando por tiendas», explica ‘Llonovoy’.

En total serán diez los collages en papel que exhibirá en Felanitx. «Con el collage rompes la realidad, le cambias la fisonomía y creas tu propia realidad», afirma un artista que da alguna pista para contemplar su trabajo: «Que lo hagan sin ningún prejuicio. Ponte delante y disfruta», esa es su recomendación.

Retrato de Miquel Àngel Llonovoy

Retrato de Miquel Àngel Llonovoy

«Sort de l’hort, que em va salvar de la pandèmia», pronuncia ‘Llonovoy’, quien creó todas las piezas de Pegats durante el confinamiento, en Sant Jaume de Llierca. «Siempre fui ciudadano, rey del asfalto, pero la ciudad no me daba lo que quería. Ni local ni un piso que pudiera mantener. Ahora he encontrado este lugar en la Garrotxa, muy rural, de montaña, muy hortelano. Para mí este cambio ha sido como una reencarnación, un gran viaje y un gran reencuentro en vida», asegura.

Compungido por el adiós de seres queridos, ‘Llonovoy’ llora la ausencia de su amigo Pau Riba, con quien compartió ideas y sonrisas, en Pollença, Felanitx (donde se conocieron), la Setmana de la Poesia de Barcelona y otros encuentros. “Pau Riba fue un referente, por sus letras, personalidad y música. Suyos fueron los primeros discos que me entraron bien dentro. Me enseñó vida, el inventar mundos”, señala el polifacético artista, que siempre ha sentido una gran devoción hacia la música: “El humor que tengo no lo tendría sin Siniestro Total”, otros que también han decidido ausentarse.

Imagen de uno de los collages que exhibirá en Felanitx

Imagen de uno de los collages que exhibirá en Felanitx

Compartir el artículo

stats