Hugo Silva en Mallorca: «Parece que con la pandemia hemos gastado la ficción y la tuviéramos que reponer»

El actor rueda en la isla la película 'El faro', un 'thriller' íntimo, y algunas escenas han sufrido contratiempos por la reciente borrasca Ciril

Hugo Silva en Mallorca por el rodaje de 'El faro'

Hugo Silva en Mallorca por el rodaje de 'El faro' / B.RAMON

Raquel Galán

Raquel Galán

El actor Hugo Silva, que rueda estos días en Mallorca la película El faro, tiene varios títulos recién estrenados o en cartera, como las series para plataformas Top Boy y Crossfire y la comedia Un novio para mi mujer. Dice el conocido intérprete que se encuentra en un buen momento laboral porque, «en general, hay mucho trabajo» en el sector audiovisual. Pese a que reconoce que en su gremio «también hay mucho paro», es consciente de la proliferación de producciones por parte de las plataformas. El motivo, según su opinión, es que «con la pandemia, es como si hubiéramos gastado la ficción y la tuviéramos que reponer», resume el protagonista del nuevo «thriller de terror íntimo» que se está rodando en Sóller, el puerto de Sóller, sa Calobra, Cala Tuent, Porto Cristo, las cuevas del Drac y dels Hams y Palma.

El popular actor, ayer antes de partir hacia el Llevant mallorquín a una nueva sesión de rodaje. | B. RAMON

El popular actor con el resto del equipo de la película en el puerto de Sóller / 'El faro'

Silva se hizo popular hace casi dos décadas por la serie televisiva Los hombres de Paco y, tras una larga filmografía, mucha gente le reconoce por la calle, tal como le ocurrió este jueves frente al hotel donde se aloja. «Estoy acostumbrado, uno aprende a convivir con ello, aunque ahora el cariño es más tranquilo, no tan efervescente», afirma sonriendo. Respecto a la gran transformación del ámbito audiovisual, asume que «el cine y las plataformas se han fundido», ya que «cualquier cosa que hagas tiene una plataforma detrás». La parte creativa es igual, «todo es ficción y se hace con los mismos equipos, los mismos tiempos y de la misma manera para cine y para televisión», debido a que «todo acaba en streaming».

Personalmente, lamenta que «toda esta oferta en plataformas está provocando que las salas de cine se resientan». Para él, la gran pantalla «es un acto en comunión, como el teatro. La película pasa por ti de otra manera, te toca más, y verla con gente es un gustazo. No tiene nada que ver hacerlo en el cine que en tu casa», compara. Y respecto a subirse de nuevo a las tablas, actualmente «es imposible combinarlo. No me da la vida» para trabajar también en teatro.

Hugo Silva: «Parece que con la pandemia hemos gastado la ficción y la tuviéramos que reponer»

Hugo Silva, la directora de la película, Ángeles Hernández, y la actriz Zoe Arnao / B. Ramon

En El faro, dirigida por Ángeles Hernández, el actor interpreta a Pablo, el padre de Lidia, la joven actriz Zoe Arnao, que también se halla en Mallorca esta semana. Él es «un personaje noble, bonito, que está un poco atormentado por una situación traumática que ha pasado», describe Hugo Silva. Tras decidir «aislarse con su hija y comenzar una nueva vida a modo de terapia», empiezan a descubrir «cosas extrañas» en el faro familiar al que vuelven.

El exterior de la construcción se grabó en Favàritx (Menorca) y el rodaje del accidente en velero, que «es el punto de partida de la película», no ha sido para nada tranquilo. «Lo íbamos a hacer en Cala Tuent y el martes salimos con el barco, pero había olas de hasta cuatro metros y solamente pudimos grabar las tomas bajo el agua», como detalla el productor y guionista, David Matamoros. Añade que el miércoles rodaron con un dron en un acantilado de Porto Cristo y, pese a que también tuvieron algunos problemas por la meteorología, «las imágenes son espectaculares».

El protagonista no ha vivido la borrasca Ciril en la isla como un gran percance: «Solo ha afectado un poco y, además, este tiempo no viene mal para contar algunas cosas de la historia». Tampoco le han supuesto ningún problema las tomas subacuáticas, porque le encanta el mar, destaca tras pisar Mallorca por primera vez. «La pena es que voy a estar muy poco tiempo. Me gustaría quedarme más», añade Silva.

Su compañera de reparto está «maravillada» con él, debido a que aprende «muchas cosas» en el rodaje de estos días. Aunque es una admiración mutua: «Ella me enseña a mí. Lo que uno aprende de los jóvenes solo te lo pueden enseñar ellos», concluye quien también comparte protagonismo con Irene Montalà.

Suscríbete para seguir leyendo