Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Músico

Ariel Brínguez: «Quiero explorar, desde el respeto y también desde la irreverencia»

El saxofonista, que maneja varios proyectos con los que gira por España, mantiene una estrecha relación con Balears

Ariel Brínguez. | EDUARDO ALONSO

Junto a Iván ‘Melon’ Lewis, el también cubano Ariel Brínguez es otra de las grandes figuras de esta nueva edición del Palma Jazz Festival. El saxofonista de Santa Clara, que cuenta con dos Grammys norteamericanos, en colaboraciones con Chucho Valdés y con Alejandro Sanz, le tiene ganas a los escenarios de Mallorca. «Balears ocupa un lugar muy importante en mi corazón. Desde hace más de doce años tengo una relación con una ibicenca, cuya familia es mallorquina. Siento el Mediterráneo y he comido mucho frit y quelitas, aunque todavía no he actuado en Mallorca con un proyecto personal», apunta entre risas. Esa espina se la quitará el próximo viernes, en el Xesc Forteza, compartiendo escenario con su buen amigo ‘Melon’ Lewis.

Siempre inquieto y curioso, Brínguez necesita investigar sin descanso y probarse en nuevos desafíos: «Quiero explorar, desde el respeto y también desde la irreverencia». En la actualidad maneja varios proyectos, con los que no deja de girar. En Palma interpretará Alma en Cuba, una cuidada selección de canciones cubanas de todos los tiempos (pendiente de grabación) donde confluyen elementos contemporáneos y herencia lírico-musical de la isla caribeña. Y en Eivissa presentó recientemente Nostalgia cubana, un disco «fruto de reflexiones sonoras que intenta mostrar una Cuba intimista». Otros proyectos que le están reportando aplausos y elogios son Jazz about Bach, Re-nacimiento (cruce entre el jazz, la música antigua y la electrónica con el que explora el universo musical español del siglo XVI) y Experience, título de su tercer trabajo de estudio, inspirado en la profundidad de mensaje de grandes compositores de la música popular del siglo XX (Camarón de la Isla, Michael Jackson, The Beatles, Stevie Wonder, Bob Marley, Lázaro Ros o Ravi Shankar entre otros), a quienes evoca mediante texturas originales y un elenco de músicos de altura. «Aunque el acento me delate yo me siento ciudadano del mundo, y empiezo con la música, porque yo también vibro con los Beatles, Camarón y Hendrix», confiesa.

Entre los proyectos de este 2022, la grabación de las canciones de Alma en Cuba figura en rojo en su agenda: «Lo grabaremos muy probablemente este año. El guion ya está hecho, solo hay que buscar un hueco en las agendas de ambos. Está teniendo buena aceptación y buena crítica, y tiene un aire muy fresco».

Compartir el artículo

stats