Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joan Ramon Galiana Presidente de la Associació d'Escaquistes de Balears (AEB)

«La serie ‘Gambito de Dama’ ha jugado a favor de la no discriminación de la mujer en el ajedrez»

Galiana, presidente de la Associació d’Escaquistes de Balears, considera que este juego es una «herramienta muy válida» para la educación y «ayuda a la hora de ponerse en lugar del otro»

Joan Ramon Galiana es partidario de la integración total y la unificación de torneos, sin diferenciar por sexos. B. Ramon

La entidad que preside Joan Ramon Galiana colabora con la Societat Balear de Matemàtiques en las jornadas Quadrant Idees, en La Misericòrdia, con actividades para dar a conocer el ajedrez a un mayor público y desterrar falsos mitos, como que es necesario tener una mente privilegiada para jugar.

Matemáticas y ajedrez ¿Combinan bien?

Sí. Y no de ahora, ya que, desde sus orígenes, hace más de mil quinientos años, el ajedrez se ha asociado al mundo de los números, pues realmente tienen mucho en común como la teoría de juegos y el cálculo.

¿Ayuda, en el ajedrez, el hecho de ser buen estudiante en la asignatura de matemáticas?

Puede ayudar un poco, pero no mucho. El ajedrez tiene más elementos que los solamente matemáticos. También ayuda ser creativo, por ejemplo, ya que puedes afrontar mejor jugadas de riesgo. Ser un buen matemático no es necesario.

¿En qué consisten esas sesiones que llevará a cabo en La Misericòrdia?

Pretendemos dar a conocer el mundo del ajedrez. Queremos romper algunos mitos que existen sobre esa práctica, mostrar las bondades del juego y que el público que asista se sienta cómodo y pase un rato agradable. Queremos romper el tabú de que el ajedrez es para mentes privilegiadas y de que el juego y la inteligencia van juntos. Cosa del todo falsa.

¿Es necesario tener conocimientos previos para poder jugar?

No hace falta ni siquiera saber mover las piezas, ya que empezaremos primero explicando la historia del ajedrez y las leyendas asociadas; conoceremos quienes han sido los grandes campeones en la materia y terminaremos dando algunas normas para jugar y enseñar el juego de forma sencilla.

¿A quién van dirigidas esas sesiones?

A cualquier persona que quiera entrar en el mundo del ajedrez, sin límites de edad ni por abajo ni por encima. Un colectivo que puede sacar provecho de ellas es el de maestros, que pueden introducir el juego en las aulas.

Ha habido iniciativas al respecto.

La mayoría de los que nos dedicamos al ajedrez estamos del todo de acuerdo en que entre en las escuelas. De hecho, apoyamos al diputado Pablo Martín cuando presentó una proposición no de ley en el Congreso. Es una herramienta muy válida para la educación y no solamente por su relación con las matemáticas sino también por lo que tiene de sociabilidad, de integración, pues rompe barreras entre los mismos alumnos. Y además también ayuda a la hora de ponerse en lugar del otro, pues cuando juegas debes hacerlo, imaginando lo que el contrincante piensa hacer. Jugar al ajedrez te ayuda a ser más comprensivo.

¿Cuándo un jugador puede decir que sabe jugar al ajedrez?

Una cosa es saber jugar, mover las piezas y poder competir a escala pequeña y otra es ser un maestro. De todas maneras, siempre se sigue aprendiendo y nunca puedes decir que ya lo sabes todo. Uno puede practicar el ajedrez durante toda la vida, cosa que no pasa en todos los deportes.

Porque ¿estamos hablando de deporte, no?

Claro. Aunque me gusta matizar que cuando se disfruta estamos ante un juego; cuando se compite, entonces es un deporte y cuando los grandes maestros juegan entre sí, entonces es un arte.

¿Hay vida en Mallorca después de Arturito Pomar?

Sí, y mucha. De Balears han salido grandes maestros del ajedrez, aparte de Arturito. De Menorca y residente en Mallorca es Paco Vallejo un niño prodigio y considerado el mejor jugador español de toda la historia. También tenemos a Mónica Calceta, siete veces campeona de España. Hay mucha gente válida, como jugadores de nivel alto y como profesores.

¿Hay una distinción entre hombres y mujeres?

En cuanto al aprendizaje y práctica no. Por lo que a competiciones se refiere existen los campeonatos absolutos en los que participan todos y luego están los campeonatos por sexos. Soy partidario de la integración total y para llegar a ello creo en la discriminación positiva a favor de la mujer hasta que se consiga la unificación de torneos así como que tengamos el mismo número de mujeres aficionadas que hombres, ya que ahora hay muchos más hombres practicantes que mujeres. Desde aquí animo a las mujeres a que se introduzcan en el juego del ajedrez.

¿Qué ha aportado la serie ‘Gambito de Dama’?

Mucho, en los dos sentidos. Primero en cuanto a aumentar el interés hacia el juego y segundo porque ha hecho que muchas mujeres lo descubran. Debemos dar las gracias a Gambito de Dama porque ha jugado a favor de la no discriminación de la mujer en el ajedrez.

¿Y los ordenadores?

Personalmente hace mucho tiempo que no juego contra una máquina. Las actuales son excesivamente potentes, muy por encima que cualquier campeón del mundo.

Compartir el artículo

stats