Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gallinero

Larga vida al ‘Torneig’

Josep Orfila, gran maestro de ceremonias del VIII Torneig de Dramatúrgia. B. Ramon

Ocho torneos y 32 dramaturgos han desfilado por el Teatre Mar i Terra desde que Toni Gomila importó el formato de Temporada Alta (Girona). La fórmula es un éxito, evoluciona año tras año y ha generado un marco para todo un Festival de la paraula que incluye representaciones, talleres, diálogos y pone en valor el oficio de los escribanos de la escena.

Las lecturas, presentadas de nuevo por Josep Orfila (brillante) confrontaron en esta ocasión textos de Miquel Mas Fiol, Agnès Llobet, Marina Collado y David Mataró. Los dos últimos se jugaron la final. Ella con un alegato de identidad y género –reivindicativo y cómico a la vez–. Él con una idea loca, eficaz, sobre un extraño síndrome de Diógenes mental. Ganó Mataró y ahora deberá medirse a los compañeros catalanes y tal vez intentar alargar el texto para un posterior montaje.

El Teatre del Mar sigue regalando experiencias, locales y externas. Hace unos días me quedé loco con los movimientos, las coreografías, de la compañía Unaiuna. Jesús Benzal, Júlia Godino, Ioar Labat, Marina Fullana y Laura Lliteras –con dirección de las dos últimas y dramaturgia de Joan Fullana– hablan, gritan, se exprimen y conmueven con sus cuerpos. Expresan vulnerabilidad, proyectan desasosiego, generan formas imposibles mientras demuestran un dominio natural de la danza contemporánea con una sólida base de clásica. Fui un poco a ciegas y resultó ser un descubrimiento. Se merecen girar mucho.

Y de la valentía de la sala del Molinar a la de los programadores del Teatre de Artà. A pesar del contexto pandémico, han tirado adelante, un año más, con el ciclo de Teatre Íntim. La edición arrancó con un montaje generacional, efectivo, preciso y valiente: Els dies mentits, de Marta Aran (Premio Max). La pieza entra en el universo de la sexualidad femenina con tijeras de podar pero a medida que avanza la autora, directora y actriz saca el machete. El 11 de febrero llegará Un obús al cor, un texto de de Wajdi Mouawad adaptado por Joan M. Albinyana e interpretado por Joan Toni Sunyer; el día 18, La meva violència, de Llàtzer Garcia, y cerrará –el 25 del mismo mes– El silenci és or (i altres històries), de Miquel Mestre.

Compartir el artículo

stats