Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Institut d'Estudis Baleàrics

Catalina Solivellas, sobre la destitución de Mateu Malondra: "Su salida ha sido amistosa, no ha habido ningún trauma"

"Se ha apostado por un perfil más administrativo, y Pere Malondra ya formaba parte de este corpus de Cultura", ha señalado la directora general

Catalina Solivellas y Pere Malondra, en Sonoteque

La salida de Mateu Malondra «ha sido amistosa, no ha habido ningún trauma», ha afirmado hoy la directora general de Cultura, Catalina Solivellas, en referencia a la destitución, el pasado viernes, del ya antiguo director del Institut d’Estudis Baleàrics (IEB), que ha sido sustituido por Pere Malondra.

El inesperado cese de Mateu Malondra, que ocupó el cargo de director del IEB en 2019 y fue ratificado en el mismo el pasado mes de abril por el conseller Miquel Company, ha generado sorpresa en el sector cultural, más aun cuando el destituido ha señalado que no hará ninguna declaración al respecto.

«A mí ni me sorprende ni no me sorprende. Se ha considerado que era necesario que la conselleria de Cultura tomara un nuevo camino y se ha apostado por un perfil más administrativo, y Pere Malondra ya formaba parte de este corpus de Cultura. Está muy al corriente de todo porque entre todos tenemos mucha comunicación y diálogo. Lleva 20 años en la administración pública», ha subrayado Solivellas, que ha coincidido en Sonoteque con Pere Malondra en la presentación de Germania 500, concierto de la Simfònica basado en el estreno de la partitura del compositor Antoni Mairata.

La directora general de Cultura ha querido agradecer la labor realizada por Mateu Malondra, quien al llegar al IEB se marcó como objetivos consolidar las líneas de subvención, acabar con la incertidumbre que sufre el solicitante a la hora de saber si recibirá o no esas asignaciones y crear de modo estable unas ayudas plurianuales. «Pondré más en valor al creador que a las industrias», declaró en su primer entrevista como director del IEB.

«Ha hecho un trabajo buenísimo a lo largo de un periodo, el de la pandemia, que ha sido muy duro», ha afirmado Solivellas, que ha destacado su apuesta por las líneas de ayudas a la creación cultural y la celebración de los 50 años del IEB.

Por su parte, Pere Malondra, tras su primera rueda de prensa como máximo responsable del IEB, ha confesado a este diario que arranca una nueva aventura profesional cargado de ilusión. «Intuyo que pensaron en mí por mi experiencia de casi 20 años en la administración pública, primero como regidor y ahora como gerente de la Orquestra Simfònica, con la que hemos conseguido, en estos dos años, unos objetivos muy solventes», ha remarcado.

«El principal objetivo que me marco ahora es delimitar funciones y competencias. Trabajaremos de modo conjunto con la directora del Institut d’Indústries Culturals (ICIB), Cristina Llambias. Será un trabajo muy pensado, y siempre contando, evidentemente, porque de lo contrario nos equivocaríamos, con todo el sector cultural. Tiene que haber consenso», ha aclarado.

Compartir el artículo

stats