Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unos Premis Ciutat de Palma contra el «maltrato» al mar

La gala estuvo marcada por los vídeos que trataban de explicar la relación entre la ciudad y el Mediterráneo - Hila reclamó una «fuerte oposición» a las noticias falsas o la desconfianza en la ciencia

El escritor Antoni Arencón ganó el Premi Llorenç Villalonga de novela. Guillem Bosch

El mar siempre ha sido fuente de inspiración, pero en los últimos años ha sido «herido y maltratado por la humanidad». La gala de los Premis Ciutat de Palma 2021 puso el foco en el mar como lugar de contradicciones. El Teatre Principal de Palma albergó una de las citas culturales más importantes del año, que adquiría una relevancia aún mayor si tenemos en cuenta la situación actual de la pandemia. La ceremonia, llena de invitados de gala y autoridades políticas de distinto signo, sirvió para rendir homenaje a la eterna relación entre la ciudad y el mar, tan reivindicada durante siglos por los habitantes de la isla, y que supone una característica que hace «únicos» a sus habitantes.

El ilustrador Daniel Piqueras Fisk, ayer. Guillem Bosch

La periodista Mar Puigserver fue la presentadora de unos premios que rezumaban alegría, siempre con la vista puesta en la responsabilidad por la omnipresencia del covid. Además, el guitarrista y compositor Jaume Tugores y el saxofonista David González fueron los encargados de amenizar la velada. La suma económica de los premios de este año ascendía a los 105.000 euros, una cantidad nada desdeñable que servirá a los ganadores para «seguir defendiendo la cultura en un contexto poco alentador».

El ganador del Premi Joan Alcover de Poesia, Elm Puig Mira. Guillem Bosch

Los ganadores de esta edición fueron Antoni Arencón Arias por De tots els verins, el seu secret et donaré (Premi Llorenç Villalonga de Novel·la); Elm Puig Mir por Planeta latent (Joan Alcover de Poesia); el grupo K12, formado por Gori Matas, Marko Lohikari y Teo Salvà (Bonet de Sant Pere de Música); El Somni Produccions con su obra Paradís (Margaluz d’Arts Escèniques); Silvia Ventayol con Mr Death (Maria Forteza d’Audiovisuals); Daniel Piqueras Fisk por El pequeño de la manada (Cómic); Alberto López y Fernanda Caro por Palma i la ciutadania invisible (Montserrat Casas d’Investigació); Joan Cabot por Sa Porta (Miquel dels Sants Oliver de Periodisme); Carles Oliver Barceló por ocho viviendas de protección pública impulsadas por el IBAVI (Guillem Sagrera d’Arquitectura), y Juan Carlos Brancho por Imitación a la vida (Antoni Gelabert d’Arts Visuals).

Carles Oliver (derecha) recibió el premio de arquitectura. | G.BOSCH

El alcalde de Palma, José Hila, ofreció su tradicional discurso de clausura en el que reivindicó la cultura como «la mejor forma de combate de los que queremos transformar la sociedad y hacerla más equitativa» porque el conocimiento es la «palanca de cambio» para transformar el mundo a mejor. En ese sentido, el alcalde incidió en que el mundo de la creación artística y el conocimiento deben tejer «estrategias compartidas» para oponerse «a las cadenas de noticias falsas, la desconfianza en la ciencia o la propagación de calumnias, que parece que están tan de moda hoy».

Hila defendió que el objetivo siempre ha sido que la cultura llegue a toda la ciudad ya que el fin es «hacer que todos los beneficios posibles se reviertan a las barriadas y que el máximo de población sea partícipe de un acercamiento a la cultura» y recalcó el poder de las industrias culturales como un «motor de crecimiento».

El covid también fue, como era de esperar, uno de los protagonistas. El teniente de alcalde de Cultura y Bienestar, Antoni Noguera, afirmó que la pandemia ha servido para entender que «nuestra idea de cultura es aquella que pone a las personas primero, que es accesible, descentralizada y que crea redes» y aprovechó para agradecer que la «voluntad creadora, de investigación y el compromiso social» del sector cultural continúe adelante: “Todos los galardonados son una buena muestra, así como todas las personas que han presentado propuestas».

Noguera no quiso desaprovechar su discurso y aseveró que la sociedad tiene el cambio de modelo «encima de la mesa», por lo que los ciudadanos de Ciutat deben trabajar «por una consideración más grande de la cultura y porque sea un bien de primera necesidad». Antes de terminar, remarco que lo mas importante es conseguir que la cultura ponga a las personas primero: «Pasar de modelos verticales a modelos horizontales».

Los elegidos fueron subiendo al escenario a recibir sus premios y ofrecieron breves discursos en los que reinó el agradecimiento. Pese a que la gran mayoría confesó que no esperaba recibir el galardón, todos felicitaron a la ciudad por este «magnifico» premio y pidieron un mayor apoyo para los creadores y creadoras de las islas.

Joan Cabot, premio de periodismo. Guillem Bosch

Durante la gala se proyectaron varios vídeos, algunos de ellos con un mensaje político contundente, en el que se criticaba a las instituciones por «olvidarse» de todos aquellos que vienen por el Mediterráneo en busca de una nueva vida: «Se ha convertido en una fosa común».

La sensación general era de alegría contenida. Sabedores todos los asistentes de la importancia de seguir ejercitando al responsabilidad individual y colectiva, la ceremonia transcurrió sin ningún incidente. Todos eran conscientes del privilegio que suponía poder celebrar un día como este en formato presencial, y los trabajadores del Principal se aseguraron de que las normas se cumplían.

El Casal Solleric acoge la exposición de los trabajos de los finalistas del premio de Artes Visuales. Guillem Bosch

El Casal Solleric acoge la exposición de los trabajos de los finalistas del premio de Artes Visuales

La celebración no terminó con el último premio de la gala. El Casal Solleric tuvo el placer de inaugurar una exposición con las obras de los artistas Matteo Guidi, Marta Jacarilla, Ro Caminal, Regina Giménez, Marc Larré, Diana Coca, Llorenç Ugas, Juan Carlos Bracho, Eva Fábregas y Pedro Torres. Todos ellos han sido finalistas del Premio Ciutat de Palma Antoni Gelabert, que les permitirá obtener una visibilización mayor de sus trabajos.

Compartir el artículo

stats