Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elm Puig Miru | Poeta

«En la poesía busco misterio, sugestión, musicalidad»

Su obra galardonada, ‘Planeta latent’, se vale de una «poesía impresionista que intenta capturar lo que es inaprensible»

Elm Puig Mir, ayer en el Principal de Palma. Guillem Bosch

Elm Puig Mir (Sant Feliu de Guíxols, 1978), galardonado ayer con el Joan Alcover de Poesía por su poemario Planeta latent, confiesa que «Mallorca es muy especial» para él, por diferentes razones: «En 2019 me dieron el Premi Pollença por Mentre mastegues la matèria, y son muchos los poetas de la isla que me han marcado en algún momento de mi vida, como Ángel Terrón, Miquel Bezares, Andreu Vidal, Miquel Bauçà, Arnau Pons, Miquel Àngel Riera o Blai Bonet».

Ganar el Ciutat de Palma de Poesía le ha dejado boquiabierto: «Es un placer enorme, e inesperado. ¡Una barbaridad!», afirma un autor que considera estos premios como «uno de los mejores en el ámbito de la cultura catalana. Conozco mucho la trayectoria de los Ciutat de Palma y soy lector de algunos de sus ganadores, como Margalida Pons o Raquel Casas», apunta.

Como lector, Elm Puig busca en la poesía «misterio, sugestión, reflexión, musicalidad, cosas no resueltas. El poema es algo que en otro mundo sucederá», subraya haciendo suyo el texto que vio una vez en una pintada callejera en Bolivia. La suya es, como ha considerado el jurado, «una poesía impresionista que intenta capturar lo que es inaprensible», una definición con la que el autor de Planeta latent se siente «a gusto».

«Mis poemas se explican por sí solos», advierte un escritor que solo necesita «un poco de paz mental» para trabajar y abordar los temas recurrentes en su producción, caso de «la nocturnidad, lo sobrenatural o la espiritualidad», entre otros.

Compartir el artículo

stats