Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carles Oliver | Arquitecto

«Los materiales locales dan respuesta a las necesidades del siglo XXI»

El equipo de Carles Oliver ha sido galardonado por las ocho viviendas de protección pública del Ibavi que contribuyen a la lucha contra el cambio climático

El arquitecto Carles Oliver, ayer. Guillem Bosch

El equipo que lidera el arquitecto Carles Oliver, conformado por los profesionales Xim Moyà, Antonio Martín y Alfonso Reina, ha sido el condecorado con el Premi Guillem Sagrera de Arquitectura por las ocho viviendas de protección pública impulsadas por el Instituto Balear de la Vivienda en Palma. El jurado ha considerado que la iniciativa de Oliver es «una apuesta radical por la recuperación de la eficacia y los valores de los sistemas constructivos tradicionales».

«Nos hace mucha ilusión porque entendemos que no solo se premia el proyecto, sino también un nuevo modelo que está aplicando el Ibavi en más de 900 viviendas», explica el arquitecto.

La propuesta supone una nueva forma de entender la construcción, que por un lado da cumplimiento a las leyes de cambio climático y por otro reivindica el valor del producto local y de los materiales previos a la Revolución Industrial, producidos con energías renovables.

El edificio que alberga las ocho viviendas sociales, ubicado en el barrio del Amanecer, está construido con piedra marés extraída en Palma y posidonia oceánica. «Es muy bonito ver que con los mismos materiales que se ha construido nuestro patrimonio local, se puede dar respuesta a las necesidades del siglo XXI», señala Oliver en referencia a las materias primas sostenibles.

El Ciutat de Palma recibido, asegura Oliver, supone para el equipo del Ibavi «un apoyo externo de alguien que valida el interés del proyecto, y un empujón para continuar en esta línea», celebra.

Además, con esta nueva manera de entender la construcción, «se pone en valor la economía circular y el comercio de cercanía, y se reduce la explotación laboral, las deforestaciones y el impacto ambiental», apunta el líder del proyecto. Un innovador concepto arquitectónico que ha merecido el reconocimiento palmesano por afrontar a la vez el reto climático y el de la emergencia habitacional.

Compartir el artículo

stats