Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ultiman un documental sobre la historia oculta de s’Arracó y sa Dragonera

Ultiman un documental sobre la historia oculta de s'Arracó y sa Dragonera

Ultiman un documental sobre la historia oculta de s'Arracó y sa Dragonera

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Ultiman un documental sobre la historia oculta de s'Arracó y sa Dragonera Raquel Galán

Bajo el título S’Arracó entre el blanc i el negre, el cineasta Víctor Álvarez ultima un documental centrado en los cuatro años en los que esta localidad se separó de Andratx (de 1926 a 1930) e indaga en los motivos ocultos por los que se unió de nuevo al municipio de Ponent. La isla de sa Dragonera es un elemento clave en la historia, donde el contrabando, el silencio de los vecinos y personajes como el banquero Juan March Ordinas, su abogado, Lluís Alemany, y su socio en el tráfico de tabaco, Joan de s’Almudaina, protagonizan gran parte de la narración.

El documental de 52 minutos, que será emitido en la televisión autonómica IB3, utiliza la técnica del metraje encontrado (found footage) aplicada a la película de 1926 El secreto de La pedriza, que se rodó en Mallorca. Álvarez y el coguionista, Felipe Rico, la usan para contar la historia del mestre Prima, un personaje «mítico» de s’Arracó, entre otros misterios que eran «tabú». «No se hablaba por miedo», porque «hubo grandes represalias», según afirman en la película descendientes de los que vivieron aquellos años. «Uno de ellos es el nieto del director de la fábrica de tabaco que March tenía en Orán, donde estuvo 30 años y de la que trajo documentación muy valiosa sobre el contrabando en Mallorca», según comenta el cineasta. También aparecen fotos inéditas y un diario que refuerza la línea argumental de que este pequeño pueblo se volvió a unir a Andratx debido a los intereses de los poderosos.

Coproducida por Idò Videos y Posidonia Films, cuenta con una banda sonora original creada por el compositor y pianista Miquel Brunet, que rescata las glosses y tonades locales de la época; y con el asesoramiento de Arpad Bondy para la edición del documental, con un centenar de películas en su currículum y que reside en la localidad la mitad del año.

Compartir el artículo

stats