Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los teatros tendrán 1,2 millones para placas solares, aislamiento térmico y modernización

Las salas de música en directo y espacios circenses también pueden optar a la convocatoria de Cultura destinada a inversiones en infraestructuras que potencien la sostenibilidad energética

Los espacios escénicos de Balears podrán recibir hasta el 80% de la inversión que realicen. Cort

Los teatros, auditorios y demás espacios escénicos, las salas de ensayo y de música en directo, así como las carpas de circo, serán más verdes cuando reciban las ayudas del Govern procedentes de los Fondos Europeos. «Ya están aquí», avanzó este jueves el conseller responsable, Miquel Company, sobre los 1,2 millones de euros que se podrán destinar a «instalar placas solares en las cubiertas y aislar térmicamente los edificios sustituyendo ventanas y todo lo que sea beneficioso para ser más eficientes energéticamente», tal como enumeró. Además, entran en la convocatoria de inversiones las mejoras que modernicen las infraestructuras.

Los responsables de este tipo de equipamientos, tanto públicos como privados, pueden realizar sus solicitudes al ICIB (Institut d’Indústries Culturals) desde el 21 de enero hasta el 28 de febrero. La directora, Cristina Llambias, se reunió el miércoles con los representantes del sector escénico para explicarles las bases. Las ayudas tienen carácter plurianual y para este año la convocatoria reserva 720.000 euros, mientras que los 524.000 restantes serán repartidos en 2023. Destacó que tanto el ICIB como el ministerio de Cultura y Deportes ponen énfasis en «que el dinero se destine a la transición verde y todo lo que afecte a temas medioambientales», aunque el conseller de Fondos Europeos, Cultura y Universidad añadió que las inversiones también pueden centrarse en «la transformación digital de los espacios».

Company concretó que esta modernización debe incidir en los sistemas de comunicaciones en red, audio, iluminación, vídeo y gestión de los mecanismos de la maquinaria escénica, además de los artísticos y de producción de espectáculos, todo encaminado hacia la digitalización. El objetivo de los fondos es «fomentar una gestión inteligente y sostenible» con las citadas actuaciones. Todo esto viene detallado en el BOIB del 30 de diciembre, que señala que «cada beneficiario en esta convocatoria puede presentar una solicitud por infraestructura» y «las facturas tienen que estar emitidas y pagadas en el periodo comprendido entre el día en que se publica la convocatoria en el BOIB y el 31 de diciembre de 2022, que corresponde igualmente al plazo de ejecución de las actuaciones», según se puede leer en el punto 7. La directora gerente del Institut d’Indústries Culturals, el organismo público que gestiona las ayudas, dijo que las pagarán «en un plazo de seis meses como máximo desde que se publica la resolución, lo que estipula la ley». Y «el importe máximo que puede percibir cada proyecto es del 80% de la inversión total», con 2.000 euros como mínimo y 170.000 como máximo, detalla el Butlletí Oficial de les Illes Balears.

La convocatoria forma parte de las subvenciones territorializadas por el ministerio de Cultura y al archipiélago le corresponden 3,4 millones de euros para todos los sectores, no solo artes escénicas y musicales, dentro del Plan estatal de Recuperación, Transformación y Resiliencia. La conselleria de Cultura del Govern «es una de las primeras, junto a Trabajo, en desarrollar los Fondos Europeos de ámbito autonómico», tal como remarcó el responsable político durante la presentación de la primera línea de ayudas.

El cine, el próximo

La siguiente que está preparando el Institut d’Indústries Culturals irá destinada a las salas de cine de Balears. «Es el mismo objetivo, modernizarlas con acciones que estén vinculadas a la innovación y el funcionamiento digitalizado y sostenible», aunque la directora añadió que también otorgarán ayudas a los cines que propongan iniciativas para captar y fidelizar al público, ya que uno de los ejes del plan estatal del Gobierno es que los servicios culturales sean competitivos. Esta convocatoria sumará 371.000 euros.

Miquel Company concluyó que «no quedará ningún sector excluido», ya que más adelante publicarán las dirigidas a libreros, a quienes comprarán ejemplares por un valor de 258.000 euros en total, que servirán para surtir las bibliotecas de las islas; ayudas para desarrollar otras empresas culturales (298.000 euros) y una partida para «extender la oferta cultural en áreas no urbanas».

Por otra parte, casi 700.000 euros de las inversiones territorializadas del ministerio de Cultura se destinarán en el futuro a la «conservación, restauración y puesta en valor» de los BIC (Bien de Interés Cultural) con el fin de «dinamizar económicamente las zonas donde se encuentran». Además, según indicó la directora general de Cultura, Catalina Solivellas, otra partida de 180.000 se utilizará para «modernizar a través de la digitalización la gestión de diversas herramientas de protección del patrimonio histórico». Esta clase de inversiones serán tramitadas por los Consells, ya que tienen las competencias en patrimonio.

Compartir el artículo

stats