Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MÚSICA CRÍTICA

Música para un homenaje

La Simfònica de Balears participa en el acto en honor a Marc Ferragut Fluxà

Concierto extraordinario de la Orquestra Simfònica de Balears

No habría podido ser de otra manera. Era obligado que la Orquestra Simfònica participara en el acto público de concesión de título de hijo ilustre de Inca a Marc Ferragut Fluxà, pues la formación debe no poco al personaje, impulsor de la Simfònica de Mallorca y gran valedor de la orquesta actual, cuya sede de conciertos de abono es, sin duda, el Auditorium, obra magna de Ferragut. Sin el Auditorium no habríamos tenido la oportunidad de pasar veladas históricas, con nuestra orquesta y con otras formaciones venidas de fuera.

Pero pasemos a analizar el concierto que, como acto final, cerró la sesión el pasado domingo en Inca.

En el programa dos obras, una con aires de aquí y otra más ecléctica. Nos referimos al Ritual de Pagesia de Baltasar Samper y la Sinfonía número 101 de Haydn. De la primera debemos destacar la finura que el director invitado, el catalán Francesc Prat (titular de la Giorquestra de Girona), imprimió a su lectura, destacando más los aspectos provenientes de la música culta que los de la música popular. Una visión muy válida de la obra que, en el fondo, la internacionaliza. Esa obra, Ritual de Pagesia se estrenó en 1935 por la Orquestra Pau Casals y está formada por tres movimientos que simbolizan diversos trabajos realizados en el campo mallorquín. De la Sinfonía de Haydn, que lleva el sobrenombre de Sinfonía del reloj, debemos indicar la lectura elegante que hizo Prat, remarcando los aspectos clásicos, de clasicismo, y aristocráticos que la obra tiene. Muy interesante el segundo movimiento, Andante y que da nombre a la obra, en el que el puntual tic tac pudo escucharse por encima de la melodía. También sobresaliente el curioso Minuetto, uno de los menos ortodoxos y uno de los más largos del autor.

Buen final, pues a ese acto, en el que también actuó el coro L‘Harpa d’Inca, dirigido por Margalida Aguiló cantando El cant dels ocells.

Compartir el artículo

stats