Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De Inca al universo

Familiares y amigos de Marc Ferragut Fluxà y autoridades de la capital del Raiguer ensalzaron el pasado domingo la figura del impulsor del Auditorium

El alcalde de Inca, Virgilio Moreno, recordó la figura de Ferragut, hijo ilustre de la ciudad.

Sin duda Marc Ferragut Fluxà es una figura trascendente de la historia de Mallorca. Solo por la proeza de construir el Auditorium de Palma ya merecería todos los honores y beneplácitos. El edificio cultural del Paseo Marítimo es pareja arquitectónica de hecho de la Seu. Catedral y Auditorium son dos grandes gigantes que miran al mar.

El pasado domingo, en una ceremonia que se aplazó por temas de pandemia, ya que debía tener lugar hace meses, se celebró el acto público de reconocimiento como hijo ilustre de Inca a Marc Ferragut. Un título, el máximo que puede otorgar la ciudad a uno de sus paisanos, que se hizo efectivo en un pleno que el Consistorio realizó en el mes de julio de 2020, aprobando por unanimidad la propuesta, lo que demuestra que «llegar a acuerdos entre los grupos políticos es posible», tal y como dijo el alcalde, Virgilio Moreno, en el discurso de cierre del acto que comentamos. Un acto que tuvo lugar en el recién inaugurado Teatre Principal, con un aforo lleno de familiares, amigos y admiradores del personaje.

La Simfònica de Balears actuó durante este acto. | TEATRE PRINCIPAL D’INCA

El acto en sí tuvo dos partes, la protocolaria, con los parlamentos y la musical, con un inicio a cargo del Orfeó l’Harpa d’Inca, que cantó el villancico El cant dels ocells y una clausura con la Simfònica, una formación que tiene su sede natural de conciertos en la Sala Magna del Auditorium.

Además del alcalde, la concejala de Cultura, Alice Weber, impulsora del galardón, se dirigió al público recordando, de forma clara y concisa, los méritos del hijo ilustre. Ahora bien, los dos momentos más sentidos fueron los protagonizados por el historiador Miquel Pieras y por el nieto de Marc Ferragut Fluxà, y que lleva el nombre del abuelo.

Foto de familia de los participantes en este homenaje. | TEATRE PRINCIPAL D’INCA

El joven Marc Ferragut Salvà, emocionado, agradeció la condecoración en nombre de la familia y acabó refiriéndose a su abuelo como «verdadero demócrata» y añadió: «Para mi abuelo, la verdadera democracia no era posible sin dos pilares, la cultura y la educación, dos elementos que él siempre defendió ante todo; sin la cultura y la educación no existe democracia». Es bueno recordar que Marc Ferragut Fluxà, que ahora tendría ciento veinte años, fue perseguido por sus ideas en favor de la República y la democracia.

Pieras, por su parte y como autor de una biografía del homenajeado subtitulada, muy acertadamente, D’Inca a l’Auditorium de Palma, resumió los rasgos fundamentales de la vida y obra de Ferragut, una vida activa iniciada en los años veinte del siglo pasado como uno de los primeros entrenadores del equipo de fútbol Constancia y que acabó con la realización de esta obra singular que es el Auditorium.

Este libro, de recomendada lectura para saber más, no solo del personaje, sino también de la historia de Mallorca durante el siglo XX, lleva un interesante prólogo de Joan Company, en el que el director de la Coral UIB escribe: «(Ferragut) fue hombre de una fuerte y polifacética personalidad: trabajador y empresario del calzado, político y concejal del Ayuntamiento republicano de Inca, defensor de la escuela pública, gratuita y laica, creador de la Biblioteca Pública de Inca, miembro del equipo de fútbol del Constancia, aficionado a la pintura ya la escritura, promotor y valedor de entidades musicales... En definitiva, un humanista del siglo XX».

Compartir el artículo

stats