Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arquitectura

Pedro Torrijos: "Soy un firme defensor de las luces de Navidad de Vigo"

El autor de 'Territorios improbables' afirma que expulsión de los coches del centro de las ciudades "es inevitable igual que lo fue la desaparición de los coches de caballos"

El arquitecto Pedro Torrijos, con su libro en la terraza del centro Vialia.

Miles de personas se han asomado al mundo de la arquitectura desde una óptica distinta gracias a él. Pedro Torrijos León (Madrid, 1975) ha convertido sus hilos de #LaBrasaTorrijos en una tradición que también ha despuntado como podcast en 'Territorios Improbables'. Mientras el libro homónimo alcanza ya su séptima edición, aprovecha las Navidades para regresar -como hace cada vez que puede- a la ría de Vigo, lugar de origen de su mujer.

Compañeros de profesión como El Barroquista lo han definido como "el mejor storyteller en lengua española". Y aunque hasta el año pasado su profesión era la de tasador inmobiliario, hoy en día se dedica y es reconocido por ello: por contar historias de la forma más interesante posible.

¿En qué destaca la arquitectura de Vigo?

Vigo debería apoyarse en su lógica industrial. ¿Cuál era el patrocinador principal del Celta? Vigo y Citroën, la industria, son patrimonio genuino de la ciudad. No tiene sentido competir con lugares como Santiago o León con un patrimonio artístico brutal. Aquí hay que reivindicar el Puerto y la circunstancia industrial.

Decía hace unos años que las luces son lo que mejor lo simboliza.

Yo soy un firme defensor de las luces de Navidad de Vigo. Más allá de la operación de márketing, que es formidable, luego las ves y no es que no sea para tanto, pero yo me imaginaba un neo-Tokio que me provocara ataques epilépticos. Es impresionante y aunque me esperaba algo demencial, es razonablemente normal.

Futurismo, luces, industria...no se me ocurre nada mejor. Puede haber edificios más bonitos como el Museo del Mar o el Colegio de Arquitectos, y estéticamente yo las habría hecho de otra manera, pero realmente me gustan. Y funcionar están funcionando.

¿Cómo valora la obra de Antonio Palacios?

A mí me gusta más el Antonio Palacios de Vigo que el de Madrid. Salvo el Círculo de Bellas Artes, que es muy bonito. El Palacio de Telecomunicaciones de Cibeles me parece de un neogoticismo que no me gusta. Lo que hace aquí en la cuestión urbanística me parece muy interesante y me parece una figura a reivindicar. Aunque como entidad colectiva viguesa me parece mejor reivindicar el carácter industrial o musical que se forjó aquí.

Pedro Torrijos, con su libro. Pablo Hernández Gamarra

¿Qué opina del Vialia de Thom Mayne?

Él en los 90 buscaba complejizar y aquí parece lo contrario, simplifica. Me parece un edificio muy legible y que consigue sus objetivos.

¿Su construcción se enmarca en el conocido como 'Efecto Guggenheim'?

Hubo dos efectos. Uno político que se creía que con poner un edificio de renombre era suficiente, cuando en realidad detrás de eso había un proyecto de regeneración brutal de la ría de Bilbao. Pero esto es un proyecto de ciudad, no solo el museo. A finales de los 90 y principios de los 2000 se trataba de tener "un algo" en tu ciudad. Pero también puso en valor la arquitectura de renombre y muy probablemente el Vialia viene de eso.

¿Y eso sigue vigente?

Se ha pasado el arroz. Pero vivimos ya en un mundo que pide otra cosa, en una sociedad post-efecto Guggeinhem y post-estrellas. Lo importante ya no es tener tu artefacto, sino recuperar los edificios vacíos y lugares. Este centro está muy bien, pero quizás lo más interesante es la plaza superior, recuperando un lugar con vistas y generando ciudad. En el mundo occidental la mayoría de infraestructuras ya están construidas, quizás no es necesario construir más, hay muy poco necesario de construir.

¿Algún edificio de la zona de Vigo que merezca un capítulo propio en su libro?

Massó tiene muchas cosas, empezando por su historia. Se puede contar en tres frases o se puede escribir una novela y quizás la merezca. Massó es una de las últimas balleneras de este país y mucha gente, de dentro y fuera de la ría, lo desconoce. Era una conservera de aceite de ballena en Galicia, no en Japón o Noruega.

¿Qué tiene de excepcional o cuál podría ser su futuro?

Y además era un ecosistema urbano y arquitectónico interesantísimo más allá de la gran nave que tiene buenas intenciones estéticas. Había viviendas para trabajadores, guardería, enfermería. Al final se esquivó una bala con que no se transformara antes de 2008 en un centro comercial con un proyecto de Norman Foster que no pasó del boceto; porque se hubiera transformado en un pozo de dinero.

Entiendo que es difícil de recuperar porque es demasiado grande, pero creo que habría que salirse de los clásicos centros de interpretaciones. Yo apostaría por viviendas de protección, creo que el patrimonio industrial es muy adecuado para hacer viviendas.

Apuntabas a que modelos de ciudad como el de Pontevedra se impondrán a los de Tokio.

No tiene tanto que ver con el tamaño porque seguirá habiendo ciudades grandes y cada vez más, pero también más amables. Hasta Madrid o Barcelona son cada vez más peatonales. Entonces el ejemplo de Pontevedra se vuelve paradigmático por ser el primero que se hizo; pero la expulsión de los coches del centro de las ciudades es inevitable igual que lo fue la desaparición de los limpiabotas o de los coches de caballos.

¿Podríamos incluir el Vigo Vertical en ese concepto?

Es que Vigo es una ciudad muy complicada orográficamente. A mí me gustan mucho las rampas de la Gran Vía, aunque tengan detractores. pero a mí me parecen bien porque a veces se nos olvida de que hay mucha gente que no anda bien, y no hablo solo de gente en silla de ruedas. Y ayudar en eso permitiéndoles pasear -que no es lo mismo que trasladarse- y a mí me parece una intervención adecuada.

¿Hay algún arquitecto gallego contemporáneo que le llame la atención?

Me gusta mucho César Portela, es un tipo que merece mucho la pena y tengo muchas ganas de ver con calma el Museo do Mar.

¿Y está lo suficientemente valorado?

¿Qué es el reconocimiento? Para mí, es el irte a la cama y saber que la gente es un poquito más feliz por tu trabajo. Y eso vale para todas las profesiones.

Compartir el artículo

stats