Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La biblioteca de La Real, en la que Ramon Llull gestó el catalán literario, lleva cuatro años cerrada

Los investigadores no pueden acceder a sus valiosos ejemplares, entre ellos pergaminos e incunables del siglo XIV, porque el Consell incumple el convenio suscrito con la congregación de los Sagrats Cors, como denuncia el PP

El prior del monasterio de La Real, Josep Amengual, con guantes para tocar uno de los valiosos tomos de la biblioteca. Manu Mielniezuk

La valiosa biblioteca de La Real, donde Ramon Llull escribió dos obras y gestó el catalán literario, lleva más de cuatro años cerrada por falta de personal. Por tanto, los investigadores de diferentes disciplinas no pueden consultar, excepto en contadas ocasiones, material tan importante como pergaminos, manuscritos y una docena de incunables, algunos del siglo XIV, entre ellos el Llibre del Consolat de Mar, de 1385, un tratado único en Mallorca sobre la ley marítima de la época. En total «hay unos 100.000 volúmenes, contando los libros, el resto de ejemplares y el depósito del padre Cristòfol Veny, bibliotecario del Museo Arqueológico Nacional», tal como enumeró este lunes el prior del monasterio de La Real, Josep Amengual, en referencia a obras de biología, farmacia, literatura e historia, entre otras.

«En esta biblioteca hay títulos que no se encuentran en ninguna más», destacó de un lugar que fue refundado en 1930 por el padre Gaspar Munar tras su extinción a causa de la desamortización de Mendizábal. Pero ahora se halla en desuso debido a que el Consell «está incumpliendo el convenio suscrito hace dos años y con el que se comprometía a ayudar a pagar todo el personal y el coste de funcionamiento», además del «inventariado y digitalización» de la obra que queda por catalogar, según puso de relieve el portavoz del PP en la institución insular, Llorenç Galmés, en una visita a las instalaciones acompañado por Antonia Roca.

El prior muestra el ‘Llibre del Consolat de Mar’ a Galmés. | M. MIELNIEZUK

Los misioneros de los Sagrats Cors cerraron la sala situada en el monasterio en julio de 2017 y dos años después, durante la pasada legislatura, firmaron un acuerdo con los anteriores dirigentes del Consell para revitalizarla. «En el pasado, los sacerdotes invirtieron en este legado cultural, aunque en la actualidad deben hacerlo las instituciones públicas teniendo una visión política que lo proteja y fomente», señaló Amengual. Para el portavoz en la oposición, los responsables del Pacto «viven de titulares, eslóganes y promesas cuando es hora de llevar a cabo proyectos importantes», ya que el convenio de 2019 finaliza en dos años y, «a día de hoy, el Consell tiene una biblioteca cerrada sin que la gente pueda visitarla ni consultar» los ejemplares. Por este motivo, en el próximo pleno, el grupo del PP exigirá «cumplir los compromisos que se habían adquirido y firmar otro convenio para dar acceso a este valor tan importante de Mallorca».

El Consell les respondió que, «tal como se comprometió, la institución insular ha estudiado las actuaciones necesarias y posibles para colaborar con la congregación de misioneros de los Sagrats Cors, que también ha de tener a bien las fórmulas posibles», sin entrar en detalles. Recordó que la biblioteca de La Real es privada y «el convenio se impulsó debido a la importancia de su fondo con la voluntad de colaborar en su preservación y difusión».

En el año 1263, en este mismo monasterio, el filósofo Ramon Llull escribió el Llibre del gentil e los tres savis y el Llibre de Contemplació, desarrollando aquí de este modo el catalán literario antes de trasladarse hasta el monasterio de Cura. Los originales de ambos tomos desaparecieron, pero hay otros tesoros junto a la parroquia de Sant Bernat, como el Vindiciae Lulliane, del abad Pascual, que instauró la figura de Ramon Llull en la península; el Llibre del Capbreu; el fondo bibliográfico científico más importante de la isla (el de Moragues Monlau) y la primera edición en alemán de Die Balearen, del Arxiduc.

Compartir el artículo

stats