Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

‘Sexbook’ divulga e ilustra la evolución de la sexualidad

Nacho M. Segarra, María Bastarós y Cristina Daura presentan en Palma el resultado de su nueva colaboración editorial

El libro ilustrado Sexbook recoge la evolución de la sexualidad

El libro ilustrado Sexbook recoge la evolución de la sexualidad

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El libro ilustrado Sexbook recoge la evolución de la sexualidad Montse Terrasa

Nacho M. Segarra, María Bastarós y Cristina Daura repiten colaboración para repasar la historia de la sexualidad en Sexbook, un libro ilustrado con el que pretenden divulgar y llegar a todo aquel lector mayor de 12 años con curiosidad por aprender. Este martes han presentado su obra en la librería Drac Màgic.

Sexbook aborda la sexualidad desde la antigüedad hasta la época actual, intercalando historia, sin obviar episodios crueles como la violencia sexual, la persecución de homosexuales y el caso de La Manada, con anécdotas. La leyenda de las brujas que robaban los penes a los hombres, la creación del Nilo a partir de la masturbación «formidable» del dios Atum o que el concepto ‘salir del armario’ no sea interpretado del mismo modo en otros países, y sea sustituido por ‘entrar en la familia’ en China, son algunos de los episodios preferidos de los creadores de este libro.

Una de las páginas del libro, editado por Lumen.

Mientras se iban documentando, los autores tenían como objetivo lograr el libro que les hubiera gustado tener de adolescentes, en opinión de Bastarós. Ella y Segarra se encargaron de buscar la documentación y armar los textos, sobre los que Cristina Daura creó las ilustraciones. «Se nos propuso desde Lumen que repitiéramos la fórmula de Herstory [su anterior colaboración] y elegimos la sexualidad porque nos parecía un tema muy amplio, que además nos permitía hablar de muchas cosas: lucha social, prácticas, cultura popular, pornografía, cine, incluso arquitectura, asuntos que se pueden relacionar con la sexualidad», explica Bastarós.

Una de las ilustraciones de Cristina Daura.

El resultado «es un libro que está muy en relación con lo contemporáneo y pretende dialogar con las identidades que ahora se están reivindicando, queer, LGTBIQ+... pero también es un libro que puede encantar y encandilar a los adultos, que tal y como está hecho también puede estar dirigido a personas mayores, desde los 12 a los 100», añade la escritora.

En su búsqueda de información para Sexbook se encontraron con un problema, la falta de testimonios directos, como remarca Nacho Segarra: «La mayoría de historias nos han llegado por registros de juicios, por registros policiales, de la inquisición. Hay muy pocas historias en las que el personaje, hasta la época contemporánea, cuente la historia bajo sus parámetros. Por eso, la figura de Oscar Wilde, aunque sea algo manido, es tan importante, porque es de las primeras veces que una persona muy notable y pública cuenta su experiencia en la sexualidad, en un contexto de juicio, pero lo cuenta en sus propios términos».

'Sexbook' combina información histórica con anécdotas.

'Sexbook' combina información histórica con anécdotas.

La ilustradora Cristina Daura también ha realizado su propia investigación antes de plasmar la historia en dibujos, en su línea, calificada como surrealista. «La ilustración que hago yo no es tan literal, sino una interpretación de lo que me están contando», apunta.

Segarra defiende que tanto Herstory como Sexbook «son libros de divulgación», con los que han intentado «hacer asequibles temas complejos». Y en su opinión la sexualidad lo es porque toca muchísimos temas. Su contenido puede englobarse en «la historia LGTB, la historia de la sexualidad desde el punto de vista feminista y una historia de la sexología, sobre todo de los grandes estudios sexológicos y los grandes manuales, porque nos daban una idea muy general», señala Segarra.

Con Sexbook, sus autores han constatado cómo la clasificación por géneros ha sido algo impuesto en el mundo occidental, y más con el capitalismo, pero no en otras culturas, comentó Bastarós.

Representación de la cantante Madonna.

Compartir el artículo

stats