Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mariana Salinas: «Hay que salir del aislamiento tecnológico para reconectar con la gente»

Afirma que «es la era de las mujeres, una revolución en que asumen cada vez más liderazgo»

Mariana Salinas, fundadora de Sadhana Works, centro situado en San Felio. | JULIO FEROZ

Mariana Salinas es la fundadora de Sadhana Works, un concepto de vida consciente ubicado en el espacio multidisciplinar de Sant Feliu, 17. Ahí ha establecido la primera Escuela de Consciencia de Palma, una ciudad que considera por su larga tradición en torno al conocimiento y la  naturaleza humana, merece tener en el corazón de la misma, un espacio de reflexión y práctica en torno a la consciencia; lugares donde cada individuo pueda explorar su propia potencialidad humana y desarrollarse al máximo de la mano de los mejores expertos. Para conseguir un cambio social, no existe fórmula más eficiente que comenzar por uno mismo, contribuyendo de esa manera a la colectividad.

«Abrí mi espacio en Bendinat justo tres semanas antes de la pandemia. Mi capacidad de resiliencia desarrollada gracias a la práctica de kundalini yoga me ayudó a que un año y medio después, me haya mudado al centro de Palma. Sentí que esta ciudad merecía un lugar que ponga el valor todas las culturas, los sabios, los poetas, los artistas, los místicos que han pasado por Mallorca. Es un lugar que atrae a los buscadores de consciencia. Para mí, es hacer un homenaje al lugar donde estoy, un lugar tan grande como es Mallorca, que me ha dado la posibilidad de establecer un Hub contemporáneo de todos los buscadores. En la época de Ramon Llull no existían las redes sociales, pero por aquí pasaron los templarios o los sufís, en una búsqueda humanista. Mi idea es atraer a personas de todo el mundo que encuentren en Sadhana Works ese espacio físico donde compartir el conocimiento a través de charlas, presentaciones de libros como el que haremos de El espejo del cerebro de la neurocientífica Nazareth Castellanos, conciertos de música como el de mi marido, Joan Valent o seminarios como el de el maestro Amanbir, acupunturista médico y astrólogo, que ha venido desde Nueva York. Entre muchas más cosas, como un curso de nutrición y estado de ánimo de seis meses de duración con Gemma Bes, o como las clases de rocket yoga, uno de los tipos de yoga más dinámicos que existen y una tendencia que está arrasando», explica.

Mariana, nació en Ciudad de México. Pertenece a una de las familias de más relevancia social y política de México, y aunque suena ideal, no le han faltado retos extraordinariamente difíciles de superar desde muy pequeña con el divorcio de sus padres o con la gran exposición que tenían en prensa por temas políticos. «La vida nunca sabes que te va a arrojar y esta práctica me dio la capacidad de resiliencia. Yo soy maestra en kundalini yoga, el yoga de la consciencia, que te da un choque de energía muy fuerte. También mediante la práctica en familia, es una forma de relacionarte con tus hijos, para enseñarles el valor del silencio, de los valores fundamentales, un kit de emergencia espiritual, de salud emocional y mental al que pueden aferrase toda su vida, es además una forma de interactuar con los tuyos. Yoga significa unir, ligar tu conciencia finita con la infinita».

Mariana cuenta con dos maestrías en psicoterapia y un doctorado en literatura moderna con una disertación sobre la relación entre el lenguaje y la identidad cultural, así como numerosas certificaciones como Instructora de Meditación, Terapeuta Craneosacral, Técnicas de sanación chamánica y maestra de Kundalini Yoga. Ha escrito varios libros y en estos momentos se encuentra escribiendo el último de cierto carácter biográfico donde entrelaza su propia historia con todos estos aprendizajes, la conciencia y su relación con mentores permanentes en su vida como Deepak Chopra. «Ya Platón contaba que el alma va sentada en un carro con dos caballos, el de los impulsos y el de la templanza y estas herramientas te ayudan a encontrar la balanza entre los dos. Los millennials están buscando los subidones y acuden a retiros de hongos con un coste elevado sobre su sistema nervioso. Quieren salir del tedio, de la pesadez de la realidad y esta es una herramienta que te da este subidón sin dañarte y con el plus de un beneficio general», afirma con serenidad y añade «es la era de las mujeres, una revolución en que las mujeres toman cada vez más roles de liderazgo en la política, la empresa o en la propia familia. Aquí mismo en Balears, la presidenta es una mujer. Según la filosofía hindú, una mujer consciente, es una mujer despierta, cambia siete generaciones delante de ella. Mi madre por un divorcio, y estar con el corazón roto, acudió a una clase de kundalini yoga, y eso cambió mi vida y la de mis hijos que la hemos seguido, durante tres generaciones. Ese es el poder de las mujeres como ya aclamaba otra mexicana célebre, Sor Juana Inés de la Cruz, con su frase, el mundo iluminado y yo despierta. Las mujeres son mucha energía, tienen el poder de dar la vida. Los hombres son la roca, la estabilidad. Mi primer maestro yogui Bajhan, ya me dijo una gran verdad, las mujeres nutren a los hombres y los hombres anclan a las mujeres».

Los próximos 4 y 5 de diciembre en Sant Feliu 17, se llevará a cabo un colectivo de puertas abiertas con yoga en familia a las 10 h en el que participaran los hijos de Mariana Salinas, además de otras actividades, exposiciones, pop-ups, actividades, gastronomía y muchas más cosas relacionadas con el arte, diseño, cerámica, conciencia, yoga, alimentación saludable, astrología y flores.

Compartir el artículo

stats