Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cine

Joan Bover: "Es muy difícil llegar a una nominación de los Goya pero aun lo es más hacerlo desde Mallorca"

El cineasta es finalista de los Premios de la Academia de Cine por su corto documental 'Ulisses'

Joan Bover, a la izquierda, con Carles Bover y Marcos Cabotá en los Goya 2019

A Joan Bover (Barcelona, 1980), malloquín de adopción, vecino de Son Rapinya, la noticia de su elección como finalista de los Goya le ha pillado trabajando, «haciendo ensayos y pruebas de cámara» para Els entusiastes, el programa cultural de IB3. «Ha sido una mañana de locura, pero siento una alegría inmensa desde que he oído mi nombre como finalista», ha confesado a este diario finalizada la ceremonia en la sede de la Academia.

«Una alegría para mí y también para todo el equipo que ha hecho posible este documental, porque sin un buen equipo es imposible hacer cualquier cosa», ha añadido Bover, quien ha querido citar todos los nombres de este equipo, «un grupo muy reducido»: Beatriz Meco (producción delegada), Javier G. Lerín (guion), Toni Payeras (dirección de fotografía), Tolo Prats (música), Juan Carlos Moranta (montaje), Xavier Antich (sonido), Marcel·lí Gutiérrez (cartel), Jaume Alcina (color) y Enric Adrián Gener (cámaras).

Ulisses cuenta la odisea de una cría de orca que el 19 de noviembre de 1980 fue capturada en aguas de Islandia. Empezó su cautiverio en un parque acuático de Tarragona y pasó a ser una de las estrellas del Zoo de Barcelona durante más de 10 años. Finalmente, en 1994, Ulisses fue trasladado al Sea Word de San Diego, donde sigue dando vueltas en una piscina. «Estoy muy contento porque la historia de la orca Ulisses y su cautiverio llegará gracias a los Goya a más gente. Sin los premios, los cortometrajes no suelen verlo mucha gente. Un corto documental es lo último que uno quiere ver», se ha lamentado el director, que ya fue nominado a los Goya en 2019, también en esta misma categoría, por Kyoko, centrada en la detención, en Mallorca, en 1971, de John Lennon y Yoko Ono por el secuestro de la pequeña Kyoko.

«Es muy difícil llegar a una nominación de los Goya pero aún es más difícil hacerlo desde Mallorca, porque estás muy lejos de los académicos y de los circuitos. En Mallorca hay mucho talento: Toni Bestard, Jaume Carrió con su Woody& Woody, Marcos Cabotá y muchos más, al margen de los Villaronga y Monzón, que están a otro nivel. Alguien que dará que hablar en el futuro será Antonina Obrador, con un talento brutal, y que esta misma semana ha empezado el rodaje de Quest», ha comentado.

Compartir el artículo

stats