Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La aventura de Alcover y Moll en busca de palabras cumple un siglo

El viaje que emprendieron los lingüistas, conocido como La Gran Eixida Filològica, será recordado hoy en Barcelona y a mediados de diciembre en el Moll Vell de Palma

El vapor ‘Bellver’, donde Alcover y Moll realizaron el viaje de regreso a la isla. | PORT DE BARCELONA

Corría 1921 cuando el filólogo mallorquín Antoni Maria Alcover, de 59 años, y el joven menorquín Francesc de Borja Moll, de 18, se embarcaron en una aventura que culminó en la elaboración de un tesoro lingüístico capital para el catalán, el conocido Diccionari Català-Valencià-Balear (CVB). Tras conocerse en Ciutadella, en cuyo seminario estudiaba Moll, empezaron a trabajar juntos en el diccionario que Alcover llevaba pergeñando desde principios del pasado siglo. Sin embargo, aún le faltaba «obtener la información contrastada para complementar con un rigor académico toda la documentación que tenía», dice el presidente de la Institució Moll, Carles Duarte. Por ello, durante cinco meses recorrieron más de medio centenar de localidades catalanas, valencianas y aragonesas en busca de palabras. Querían conocer y registrar las variedades dialectales del catalán, así como las expresiones, con la finalidad de redactar la magna obra.

«Partieron el 26 de junio de 1921 y regresaron a Mallorca en el vapor Bellver el 23 de noviembre, por lo que fue una expedición muy larga y ambiciosa, en la que realizaron multitud de encuestas y llenaron miles de folios [3.316] con la recopilación de los datos», detalla Duarte. La aventura, que emprendieron en carruaje y algunas veces en coche, es conocida como La Gran Eixida Filològica d’Alcover i Moll, y hoy será conmemorada en el puerto de Barcelona, cerca del lugar en el que desembarcaron. Palma les rendirá homenaje a mediados de diciembre en el Moll Vell con una placa que recuerde dicha gesta.

Una de las pocas imágenes de Alcover.

Una de las pocas imágenes de Alcover.

La maleta extraviada

Un gran contratiempo casi dio al traste con la investigación: la pérdida de una maleta donde guardaban la documentación. «Realmente hubiese sido una catástrofe extraviar todo este trabajo, debido a que supuso un esfuerzo ingente y con una implicación personal extraordinaria. Se trata de un tesoro que hoy en día sería casi imposible conseguir con la vitalidad y diversidad de la lengua de hace un siglo, por eso las figuras de Alcover y Moll son de una importancia excepcional», en palabras del presidente de la Institució Moll. Finalmente, tras una recompensa cuantiosa para la época (ofrecieron 50 pesetas), recuperaron la maleta.

Francesc de Borja Moll en su estudio.

Francesc de Borja Moll en su estudio.

Ocurrió en agosto, cuando el viaje transcurría por localidades como Pobla de Segur, Sort, la Seu d’Urgell, Solsona, Manresa, Bagà y otras muchas. Los primeros días estuvieron en Barcelona y en julio visitaron Tàrrega, Agramunt y Artesa de Segre, entre otras. En septiembre llegó el turno de Ripoll, Vic, Olot, Figueres, Girona, Canet de Mar y de nuevo hacia el sur para llegar en octubre y noviembre a múltiples poblaciones de Tarragona, Castellón, Valencia y Alicante.

La Institució Moll siempre dice que hicieron falta dos vidas para elaborar el diccionario, ya que Antoni Maria Alcover murió 11 años después de La Gran Eixida y fue Francesc de Borja Moll quien culminó el trabajo que permitió «garantizar la documentación, la constatación, la descripción y la transmisión de este regalo que es un patrimonio lingüístico sin igual», destaca Duarte. Esta obra, una de las más importantes de la lexicografía romanística, pudo ver finalmente la luz en 1962.

El puerto de Barcelona en los años 20.

El diccionario digital se renovará en el aniversario de Alcover

La Institució Moll tiene en marcha, con el apoyo del Govern, una nueva digitalización del Diccionari Català-Valencià-Balear, que dirige la vicepresidenta y catedrática de la Universitat de Barcelona, Pilar Perea. Será publicado el próximo 2022, ya que coincide con el 60 aniversario del Diccionari, los 160 años del nacimiento de Alcover y los 90 de su muerte.

Compartir el artículo

stats