Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crítica de música | Trovadoras actuales

«Vamos a demostrar que la música medieval no es cosa del pasado». Así se presentan las componentes del grupo vocal Egeria, formado por tres voces femeninas y una instrumentista. Y hay que decir que lo consiguen, pues sus interpretaciones suenan a frescas, elegantes y nuevas. Primero por el buen gusto a la hora de elegir el repertorio y luego por esa pequeña dosis de teatralidad, que es un valor añadido a sus actuaciones en directo.

A través del concierto que ofrecieron el pasado sábado en Sant Felip Neri de Palma dentro del ciclo de Música Antigua, Egeria demostró que la música medieval posee un amplio repertorio directamente vinculado con la esencia más fundamental del ser humano. Como ellas dicen: «La medieval es una música del todo poliédrica y holística que, incluso con los medios más básicos, te hará conectar con lo celestial y lo terrenal, con lo espiritual y lo mundano, con lo visible y lo invisible».

El recital se estructuró en cuatro tiempos. El primero formado por composiciones dedicadas a la Virgen, que son muchas. El segundo con muestras del fervor al apóstol Santiago. El tercero con la muerte como protagonista y el último a la dimensión humana del Hombre.

Obras mayoritariamente sacadas del Codice de Las Huelgas, combinadas con otras del Codice Calixtino y algunas más.

Una sesión, pues, muy recomendable y que merecía mucha más atención por parte del público y del propio Ajuntament de Palma, pues a la misma hora y en otro espacio, la misma institución había programado otro concierto. En esas estamos.

Compartir el artículo

stats