Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista
Eva Martínez Escritora

«El K-pop triunfa en España porque es algo diferente y visual»

«Este género ha ido evolucionando hasta convertirse en un fenómeno mundial» - «Muchos lo asocian a música para adolescentes, y no es así» - «Detrás de estos artistas hay mucho esfuerzo»

Eva Martínez sostiene un ejemplar de su libro ‘K-Pop Rookie’.

Eva Martínez (Palma, 1982) es productora audiovisual y apasionada de la cultura japonesa, sobre todo del manga y el anime, desde pequeña. En 2016, en su segundo viaje a Japón, quedó atrapada por la «ola coreana» y, por supuesto, por el K-pop.

¿Qué es el K-pop?

Mucha gente de mi alrededor sigue sin saber qué significa. Se trata de un género de música que proviene de Corea del Sur y engloba muchos géneros distintos como el rap, el r&b, el reggae… Ha ido evolucionando hasta lo que es hoy en día, un fenómeno mundial que ha conseguido una importancia enorme.

¿Qué se va a encontrar el lector del libro?

Mi idea principal era hacer un recorrido general porque mucha gente no sabe de dónde viene esta música y tiene muchos prejuicios. Muchos lo asocian a música para adolescentes cuando realmente no es así. Quería explicar de dónde sale, cómo empieza, las generaciones que ha habido y por qué ha tenido esta repercusión mundial tan grande. Los artistas tienen que hacer un recorrido muy duro para llegar a debutar, y eso mucha gente no lo sabe.

¿Por qué tiene tanto éxito en España?

Porque es algo muy diferente y visual. No solo es una canción, sino que engloba una serie de elementos diferentes. Aquí se suele publicar la música y ya está, pero ellos tienen una visión que va más allá. Incitan a la gente a participar y a formar parte del movimiento. Por eso tienen tantos fans y permiten que formes parte de una comunidad muy grande. A los fans les encanta unirse para hablar sobre K-pop y hacer actividades juntos.

¿Qué papel ha jugado internet en este ‘boom’?

Es imprescindible. Las primeras generaciones no le daban tanta importancia, pero ahora mismo no se puede entender el K-pop sin internet ni YouTube. Las agencias grandes tenían como objetivo principal que sus artistas debutaran en Estados Unidos. Para ellos esto era lo más grande. Gracias a las redes sociales, muchas personas de Europa y América descubrieron su música.

Corea del Sur lleva años apostando por este sector para darse a conocer en el mundo.

Sí, porque se dieron cuenta de que en Asia era muy rentable y vieron la oportunidad de presentarlo en otros lugares. De esta forma daban a conocer su cultura en otros territorios mediante una estrategia de soft power, que consiste en influir en las acciones o intereses de otros países valiéndose de medios culturales e ideológicos. Exportar esto al mundo les genera unos beneficios enormes, por eso dedican tantos recursos a que sus grupos triunfen. En 2020, por ejemplo, el gobierno emitió ayudas para que pudieran seguir haciendo eventos aunque fuera online y tratar de que nada cambiase, porque sabían lo que se estaban jugando.

El K-pop se suele vincular a un cierto activismo político, sobre todo en internet. ¿Por qué?

Hay una unión muy fuerte entre los fans, y eso provoca que lleven a cabo acciones grandes. El K-pop lo que ha hecho es juntar a gente que tiene objetivos comunes. El año pasado salió la noticia de que fans habían boicoteado un mitin de Trump al reservar entradas y no ir. Esto es algo muy fuerte en realidad porque da buena cuenta del poder que tienen. No sé si hay corrientes porque también depende del grupo al que sigan.

Afirma que es un error vincular el género solo con adolescentes.

Suelen criticar a las k-popers como si fueran un grupo homogéneo. Me da rabia que se señale a las fans como adolescentes que no se enteran de nada, porque no es así. Yo tengo 39 años y también soy una gran seguidora. Es un fenómeno intergeneracional.

En los últimos años están saliendo noticias sobre abusos y escándalos relacionados con el mundo del K-pop. ¿Hasta qué punto esto es así?

En 2017 salió la noticia de que un artista muy conocido se había suicidado. Eso me impactó porque no entendía cómo podía llegar a ese extremo con el éxito que tenía. Empecé a investigar y sí que tiene un lado oscuro. Ahora están intentando frenarlo a través de las agencias. Muchos de ellos no pueden tener vida privada. Si hacen algo que la sociedad coreana considera que está mal, aunque sea algo banal, les cancelan porque tiene una repercusión enorme. Durante un tiempo tienen que apartarse de todo y no saben si podrán volver.

¿Los procedimientos son iguales para hombres y mujeres?

Sí, las academias funcionan de la misma forma. El único problema está en elementos como la imagen de ellas, pero eso sucede en todo el mundo. No creo que sea algo específico del K-pop, pero a veces tendemos a fijarnos demasiado en lo de fuera.

Compartir el artículo

stats