Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Angy habla abiertamente de la depresión

La cantante mallorquina presenta una serie de programas sobre esta enfermedad en los que también participa el psiquiatra Miquel Roca

Varias imágenes de la serie sobre la depresión realizada por La Sexta, conducida por la cantante y con la presencia de Miquel Roca. | ATRESPLAYER.COM

«Cuando mejor me iban las cosas, de repente, explotó todo». Así habla Angy Fernández de su depresión, diagnosticada cuando ella tenía 19 años y profesionalmente su carrera estaba en un buen momento. La artista mallorquina es la conductora del programa de La Sexta No es depre, es depresión, en el que también participa el psiquiatra Miquel Roca junto a otros colegas y pacientes depresivos.

Angy relata su experiencia, de cómo es convivir con esta enfermedad mientras el resto del mundo sigue con su vida. Mientras rodaba la serie Física o Química y el resto del reparto, joven, salía y se divertía, ella no podía. «No entiendes nada», recuerda de esa época.

Otras personas que han sufrido depresión prestan también su testimonio en esta serie. Y psiquiatras, psicólogos y sociólogos completan los testimonios recogidos en este programa de seis capítulos que fue grabado justo antes de que estallara la pandemia y que está disponible en la web de Atresplayer.

Angy habla abiertamente de la depresión

La intención de esta serie es hablar «abiertamente» para que «la depresión pueda ser detectada antes», apunta Miquel Roca, quien añade que «a veces se da un retraso en el diagnóstico» porque la enfermedad «queda enmascarada con otros síntomas». El psiquiatra también advierte de que en ocasiones se da la situación inversa, que se banaliza y se califica de depresión otras cosas.

La depresión, como se recuerda en este programa, es la segunda causa de discapacidad permanente en España y el 20% del tiempo en consultas de atención primaria tienen que ver con depresión, ansiedad y trastornos de adaptación.

En la mayoría de ocasiones, quienes sufren depresión también tienen que soportar el desconocimiento de otras personas, que no logran entender cómo a una persona que en apariencia está sana y las cosas le van bien puede estar mal. Y no solo son los amigos y conocidos, tal como relata Angy, también se enfrentan a los mensajes que obligan a ser feliz. «Pues claro que quieres que sea un buen día, pero no puedes», afirma al respecto la artista.

Miquel Roca remarca la importancia de no confundir la depresión con estar triste. «Es una enfermedad constituida por un conjunto de síntomas psicológicos y físicos que duran un cierto tiempo, pero que no hay que confundir con una tristeza pasajera desencadenada por un acontecimiento que nos puede ocurrir a cada uno de nosotros en la vida».

Angy habla abiertamente de la depresión

El psiquiatra mallorquín, sobre la depresión sufrida por Angy o por otras personas famosas, opina que «popularmente parece increíble cuando una persona en el momento más culminante de su vida, de su éxito, puede tener depresión. Y este es el reconocimiento de que la depresión no conoce de éxitos o fracasos».

Los expertos y los pacientes coinciden en la importancia de acudir a terapia para superar la depresión, para tener herramientas con las que afrontarla. Angy comenta que sigue siendo un tabú hablar de la necesidad de recurrir a esta ayuda profesional, al igual que sigue siendo tabú que esta enfermedad afecte a los hombres.

Sobre esta cuestión, la psicóloga Áurea Esparza señala que «existe presión sobre la mujer para dar un máximo en todas las facetas de su vida» y esa presión «genera estrés y puede propiciar un episodio depresivo».

Miquel Roca.

La depresión postparto, la provocada por una pérdida y cómo afecta también a los adolescentes son cuestiones que también se tratan en el programa.

Roca participa en la mesa redonda del capítulo final, junto con el psiquiatra Víctor Pérez-Sola y los pacientes Jaime García, José Luis Espinoza, Rocío Moral y Yolanda Monar. En ella se habla de la conducta suicida de los enfermos depresivos, de su necesidad de «dejar de sentir el sufrimiento». Sobre el suicidio, Roca afirma que es un problema de salud pública «importantísimo», con 4.000 muertes al año en España. «Y la puerta de entrada mayor a la conducta suicida es la enfermedad depresiva», añade el psiquiatra.

Compartir el artículo

stats