Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crítica de música | Final de trayecto

El Festival de música de Deià, que inicialmente tenía su sede casi permanente en Son Marroig, junto a sa Foradada, con los conciertos coincidiendo con la puesta de sol, desde hace unos años ha ampliado horizontes y ha creado otros ciclos, que a la sombra del original, llenan otros espacios de buena música. Es el caso de Sa Bassa Rotja de Porreres, un lugar en el que se repiten algunos de los artistas que actúan en Son Marroig, interpretando el mismo repertorio el día siguiente. Este ha sido el caso del dúo Colom-Deleito, que ofrecieron un repertorio de piano a cuatro manos, primero en la zona norte y al día siguiente en Porreres.

Colom-Deleito saben muy bien lo que tienen entre manos, pues llevan tocando juntos muchos años. Así que a la hora de elegir un repertorio lo hacen sabiendo que pueden ofrecerlo con garantías de calidad máxima.

En esas dos sesiones que cerraron el trayecto musical de este verano en ambos espacios, Son Marroig y Sa Bassa Rotja, interpretaron obras de Brahms y Ravel, dos compositores de estilos muy diferentes, aunque unidos por ese saber combinar los efectismos sonoros con el lirismo. Así que, primero algunas de las Danzas húngaras y luego Ma Mere l’oye y, sobre todo esa maravilla que es la Rapsodie espagnole, fueron mostradas con delicadeza y gran sonido, según fuera el caso.

Enhorabuena a los organizadores de esos eventos, que año tras año traen a la isla primeras figuras de la música de cámara (Colom, sin duda, es una de ellas) combinándolas con jóvenes promesas que seguro tendrán amplio recorrido.

Festival de Deià-Sa Bassa Rotja

Sa Bassa Rotja de Porreres

****

Josep Colom, Carmen Deleito, pianos

Obras de Brahms y Ravel. 01/10/2021

Compartir el artículo

stats