Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marcos Callejo y Lara Martorell, búsqueda incansable en Sitges

El cineasta y la actriz mallorquina están en el Festival Internacional de Cinema Fantàstic que se celebra en la localidad catalana para encontrar nuevos apoyos para su nuevo cortometraje

Marcos Callejo y Lara Martorell, este fin de semana, en el Festival de Sitges. L. M.

El mejor cine del mundo se reúne esta semana en el pueblo de Sitges, en Cataluña, para celebrar el Festival Internacional de Cinema Fantàstic, uno de los más reputados y reconocidos del globo. Hasta allí se han movilizado los principales agentes de la industria cinematográfica y, también, cineastas y actores.

Este es el caso del cineasta mallorquín Marcos Callejo y la actriz Lara Martorell. Ambos se encuentran estos días en la localidad costera para buscar apoyos para su nuevo proyecto de cortometraje, que pretenden tener disponible para el año que viene. «Hemos venido aquí porque nuestra intención es presentar este trabajo el año que viene en este mismo festival. Queríamos conocer a gente porque en estos lugares es donde tienes la gran oportunidad para entablar relación con personas de la industria», explica Callejo. Declara que hasta ahora no era consciente de la magnitud de Sitges, por lo que espera salir de allí con el proyecto bien encarrilado: «Nos estamos informando sobre los requisitos para presentar nuevos proyectos».

En esta ocasión, tanto Callejo como Martorell han acudido en calidad de profesionales de la industria porque «queremos entrar en contacto directo con toda la gente de la industria»: «Hay un chat global en el que puedes tener reuniones y puedes conocer a personas importantes que te ayuden a sacar adelante tu proyecto. He visto mucha más gente de la que esperaba».

En este momento, el cortometraje se encuentra en fase de preproducción y han conseguido la mitad de la financiación, una gesta importante de cara al tramo final del proyecto. «Ahora buscamos una productora que acabe de darle forma para poder rodarlo. El guion lo presenté a dos festivales. En el Cerdanya Film Festival ganamos el concurso a Mejor Proyecto Cortometraje. En el Evolution Film Festival es finalista, y en la gala final dirán quiénes son los ganadores», añade el cineasta.

El cortometraje se titula Anecoica y hace referencia a la cámara homónima: «Es un lugar que está diseñado para absorber todo el sonido y no crear ningún eco. Se utiliza para experimentos y grabaciones puras de sonido. El problema es que el efecto puede ser muy fuerte para las personas porque elimina las fuentes sonoras que utilizamos para ubicarnos o saber dónde estamos. Si estás más de 40 minutos puedes empezar a volverte loco. El silencio extremo multiplica los sonidos del cuerpo y el cerebro tiene alucinaciones». De esa curiosidad surge el filme. Callejo adelanta que se trata de una historia protagonizada por una chica joven que está en situación de pobreza. En un momento de su vida, accede a participar en un experimento ilegal para conseguir dinero, pero no es consciente de lo que va a suponer esa prueba.

Compartir el artículo

stats