Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pitingo | Músico
Pitingo Músico

«Cuando desprecian mi música recuerdo que he cantado con Roger Waters o Eric Clapton»

El músico defiende que su disco ‘Mestizo y fronterizo’ aúna todas sus inquietudes musicales y vitales: «Algunos desconocen lo que hago»

Pitingo, flamenco y soul para recuperar la ilusión

Antonio Manuel Álvarez Vélez, Pitingo, (Ayamonte, 1980) cuenta con un gran reconocimiento internacional que le ha llevado a trabajar con Roger Waters o Eric Clapton. En España, en cambio, ha sido objeto de críticas y burlas por ciertos sectores sociales.

Actúa el día 16 en Palma. ¿Qué tiene preparado?

Llevamos casi 4 años girando con mi último disco, Mestizo y fronterizo, aunque el año de la pandemia fue complicado. Este disco me define al completo porque soy mestizo y fronterizo. Mestizo porque mi madre es gitana y mi padre no, y fronterizo porque nací en la frontera de Ayamonte con Portugal. Somos una banda de 18 músicos de todas las nacionalidades, desde españoles hasta cubanos. Esto hace que nuestra música tenga influencias de muchísimos lugares. Llevo toda mi vida defendiendo la multiculturalidad y la interculturalidad. Entendernos y conocernos. No solo vale con convivir, sino empatizar con el otro y comprender sus costumbres, formas de vivir, etcétera. Muchas veces se confunde el racismo con la ignorancia. Hay mucha gente racista, pero otra mucha es ignorante. A mí me gusta mucho hablar al público y hacerles entender las riquezas de cada cultura. Cuando tenía 13 años tuve un problema de identidad porque tenía influencias de lados diferentes.

¿Pitingo sería lo mismo sin estas influencias?

Imposible. No solo las influencias de mi infancia y juventud, sino también las que he tenido al viajar por todo el mundo. Lo primero que hago cuando voy a otros países es mezclarme con gente de allí para conocer su cultura, su forma de pensar, su música. Siempre me quedo con lo mejor, nunca con lo peor. Tendemos a quedarnos con lo negativo, pero yo intento ver lo mejor de cada uno. Hay más gente buena que mala.

"La defensa de la multiculturalidad la llevo por bandera desde hace muchos años"

decoration

Ciertos sectores atacan al multiculturalismo, pero usted lo defiende. ¿Por qué?

La multiculturalidad es una cosa y la interculturalidad, otra. La primera hace referencia a convivir con gente de otros países y culturas. La segunda habla de entender al otro y aprender todos de todos. Esa defensa la llevo por bandera desde hace años por el mundo entero. Como mestizo me siento con la necesidad de hacerlo. La primera canción de Mestizo y fronterizo se llama Fuera cadenas y habla de que todos somos iguales al fin y al cabo.

¿Este disco define su carrera?

Sin duda. Es un disco con mensaje, que eso es muy importante para mí. Cuando en los conciertos presento a los músicos y hablo un poco de sus historias, estoy haciendo pedagogía musical y culturalmente. Debemos entender que hay que respetar las culturas y las costumbres del otro.

Antes de la música trabajó en muchos lugares diferentes. ¿Eso le marcó en su carrera artística?

Sí, porque empecé con 15 años a trabajar en lo que podía. Dejé de estudiar muy joven y me tuve que buscar la vida. He sido heladero, camarero, limpiador de gimnasios, por las noches iba al tablao… Valoro muchísimo poder dedicarme a la música. Con 18 años decidí empezar a viajar con mi música, y hasta ahora. Aquí en España me ayudaron mucho Enrique Morente o Paco de Lucía. El éxito verdadero es poder dedicarte a lo que te gusta. Querer llegar más lejos ya es otra cosa porque depende de muchos factores distintos.

Hace dos días compartió un artículo en redes sociales donde se reivindicaba su música a pesar de las críticas.

Llevo muchos años porque saqué mi primer disco con casi 20 años. Siempre he fusionado estilos porque me he criado en un barrio con gente de diversas culturas. He escuchado mucha música negra porque mis amigos me la enseñaban. Estoy acostumbrado a esa parte del público que desconoce lo que hago. En este país parece que odiar lo que no te gusta es deporte nacional. He viajado por el mundo entero y cuesta ver reacciones como esta. Yo no quiero gustarle a todo el mundo, solo faltaría. Cada uno escucha lo que quiere. Pero desear lo peor a quienes no hacen lo que te gusta me parece muy feo. Si fuera así, ¿de qué estaría viviendo? Pese a todo, doy gracias de que me vaya bien y tener un público tan fiel. Cuando algunos me desprecian o critican destructivamente mi música, recuerdo que he cantado con Roger Waters, Eric Clapton, Alicia Keys, Juan Gabriel o Sam Moore.

Pitingo, flamenco y soul para recuperar la ilusión B. Ramon

Compartir el artículo

stats