Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Augusta reabre este viernes con el deseo de recuperar trabajadores y la sonrisa de los espectadores

El cine más emblemático de Palma se reencontrará con su público tras año y medio cerrado, con cuatro de sus salas abiertas, con el aforo al 75 por ciento y tres películas en cartelera

Juan Salas: "Es una gran alegría volver a reencontrarnos con nuestro público" G. Bosch

Un año y medio después, el Augusta abrirá mañana sus puertas con el propósito de recuperar la sonrisa y la ilusión entre los espectadores. Atrás queda una larga travesía en la oscuridad, marcada por la descapitalización, los ERTE y el desánimo entre trabajadores y empresa. Desde hace quince días, cuando los responsables de la sala más emblemática de Palma comunicaron a su plantilla la fecha de reapertura, la felicidad ha sido protagonista absoluta en este antiguo local de Avingudes, donde el trajín de empleados se ha prolongado hasta el último día con el fin de que todo esté perfecto en el día más esperado.

«Tengo el cuerpo lleno de felicidad. Nunca, en los 40 años de profesión de exhibidor cinematográfico, y hemos tenido hasta un incendio, había pasado lo que ha sucedido. Al fin ha llegado la hora, estamos contentos y también preparados, ya que algunos cines de nuestra cadena (Aficine) llevan abiertos hace unos meses. Somos optimistas y creemos que el público volverá a las salas», señala el gerente del Grupo Aficine, Juan Salas.

A diferencia del Ocimax, el Augusta ha querido esperar para reencontrarse con su público. Se barajaron algunas fechas anteriores a la de hoy, todas en verano, como hicieron en Eivissa, Maó y Manacor, pero se descartaron ya que había muy pocos estrenos dirigidos al público fiel de este cine: adulto y entendido en lo que se denomina el séptimo arte. Así lo indica Salas, quien se muestra confiado en que «poco a poco pero un término muy corto de tiempo recuperaremos entre el 60 y el 70 por ciento de los espectadores que teníamos en el año 2019».

2019 fue el último de vacas gordas, el mejor ejercicio en una década, pero llegó la pandemia y con ella, una absoluta incertidumbre. «No sabíamos cuánto iba a durar: ¿un mes?, ¿varios meses?, ¿más de un año? Pensábamos que sería más corto y se nos ha hecho muy largo. Y cuando empezábamos a sacar la cabeza, otra vez fuimos para atrás. Parece que esta vez es la buena, gracias a la vacuna», suspira el exhibidor.

4

Augusta reabre con el deseo de recuperar trabajadores y la sonrisa de los espectadores G. Bosch

Ocimax se adelantó a una de las dos joyas de la cadena Aficine -la otra, el Rívoli, reabrirá el próximo día 24- para no perder el contacto con el público. Sus responsables afirman que si lo dejas de tener en tu cine se puede acostumbrar a ver las películas en casa. «Y verlo en casa no es lo mismo que hacerlo dentro de una sala», defienden. Ocimax, además, dispone de más salas y los estrenos que se produjeron en verano coincidían con lo que los clientes habituales de este complejo, la mayoría público joven e infantil, demanda. «Los últimos doce meses han sido durísimos, las pérdidas económicas muy fuertes, pero la vacunación ha funcionado y este verano hemos recuperado casi el 60 por ciento de los espectadores en Ocimax. Queríamos abrir antes el Augusta, pero mandan los números, y veíamos que para tener las salas medio vacías no valía la pena. Mucha gente que venía al Rívoli y al Augusta ha ido a Ocimax, aun sabiendo que el tipo de película que allí se proyecta no era el suyo. Ahora pueden volver a su sala, tranquilos, porque cumplimos con todas las normas sanitarias, y con unas películas que serán todo un éxito».

La cartelera diseñada para el día más esperado incluye tres títulos: Dune, remake del clásico de David Lynch que se pudo ver en el Festival de Venecia; la italiana Lazos; y la comedia Adiós, idiotas, que se llevó siete premios César y ha logrado más de dos millones de espectadores en Francia. «El cine francés siempre ha funcionado muy bien en el Augusta. Este tipo de cine, el de Adiós, idiotas y Lazos, no se ha visto en Palma durante el último año y medio, y es el que queremos hacer», subraya Salas. El cine en versión original es otra de las apuestas del Augusta, que cada semana dedicará uno de sus estrenos a un pase en VO. 

La reapertura se hará escalonada. De sus siete salas, cuatro abrirán hoy viernes. El resto tendrá que esperar, en función de la respuesta del público. El aforo queda limitado al 75 por ciento, con butaca vacía entre los no convivientes. La mascarilla es obligatoria, salvo a la hora de consumir. También se reducen las sesiones. De las cuatro habituales antes de la pandemia, que en algunos casos alcanzaban hasta cinco, se pasa a dos o tres, dependiendo de la duración de la película. Lo más importante es la seguridad y evitar las aglomeraciones en la entrada.

La venta online ayudará a lograr este último objetivo, y funciona: se ha incrementado en más de un 50 por ciento en los establecimientos del Grupo Aficine. La tecnología, además, acabará con un clásico, el portero que cortaba el ticket de entrada desaparece y en su lugar se han instalado unos escáneres que el mismo cliente utilizará, pasando el QR de la entrada por la pantalla. Así se evita cualquier contacto entre el personal del Augusta, todos vacunados, y el espectador.

El gerente de Aficine aplaude el proyecto redactado por el Ministerio de Cultura, que contempla la concesión de 10,2 millones de euros en ayudas directas a las salas, y espera como agua de mayo las ayudas de los fondos europeos, que «servirán para devolver los créditos que hemos pedido y sobre todo para tomar aire después del gasto que hemos tenido que hacer en materia de seguridad, aires acondicionados, productos de desinfección, etcétera. Las pérdidas del primer año de pandemia son del 50 por ciento respecto a 2019. Hay que recuperarse. La plantilla actual es de 10 trabajadores fijos, que ahora recuperan la felicidad tras un periodo muy duro para ellos, ahorrando de donde podían. En 2019 había cuatro eventuales más. Ojalá ya en noviembre tengamos que necesitar más empleados».

Compartir el artículo

stats