Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan Gabriel Roig Actor, doble del actor estadounidense Adam Sandler

«Adam Sandler ha animado a todo el mundo durante el rodaje»

Sin esperarlo y por un golpe de suerte, el joven intérprete mallorquín ha ejercido como doble del protagonista de la película ‘Hustle’, cuya filmación en Palma acaba de finalizar

El actor mallorquín Juan Gabriel Roig. Silis Campins

¿Cómo decidió presentarse para ser el doble de Adam Sandler?

Pues no es que lo decidiera, de repente, recibí un mensaje ofreciéndome una participación en una producción de Netflix y de primeras dije que no podía por tema horario. Desde Palma Pictures me enviaron un mensaje diciéndome que buscaban gente. Yo estoy en sus ficheros desde hace años y supongo que fueron buscando perfiles parecidos al de Adam. Acabé aceptando y recibí un mensaje diciéndome que haría de extra o figuración. Imagina la sorpresa que me llevé cuando me llamaron diciéndome que era el doble de Adam Sandler. Supongo que de todos los que nos parecíamos al actor, acabé siendo el seleccionado.

¿Qué tipo de escenas dobló?

Doblé una de las más importantes, que es en la que se conocen los dos protagonistas. Se trata de un partido nocturno de baloncesto callejero, en la que el personaje de Adam descubre al de Juancho Hernangómez. Cuando Adam descansaba visionando los planos desde la tienda de producción, yo ocupaba su lugar, haciendo los movimientos y el acting gestual, siguiendo las directrices del equipo de dirección.

¿Cómo fue el proceso de grabación?

Duro, pero agradable. Un rodaje nocturno siempre es más duro que cualquier otro, uno no está acostumbrado a estar tantas horas despierto. El horario que tenía era de siete y media de la tarde a seis y media de la mañana, y cuando llegan las cuatro, se nota mucho. Por suerte estaba todo el equipo de Palma Pictures, e incluso el propio equipo de Adam, que hicieron las noches amenas. Nada más llegar al CampBase se organizaban; unos con los figurantes, y otros con los actores. Nos daban merienda, íbamos a vestuario y peluquería y directos al set para empezar la jornada. En mi caso era repetir y repetir la escena hasta que Adam entraba en acción y me tocaba salir de pantalla para observar sus movimientos e imitarlos la próxima vez.

¿Cómo se ha sentido al compartir reparto con actores como Robert Duvall o Queen Latifah?

Nunca hubiera imaginado que aparecería en una película con actores y actrices de este calibre. Aunque es una pena que no haya coincidido con ellos, únicamente con Adam, sigue siendo una experiencia increíble, veo como si fuese una pequeña parte de un sueño cumplido.

¿Qué se siente al ser el doble de Adam Sandler?

No tengo palabras, de hecho cuando me lo dijeron no me lo podía creer. Pero cuando llegó el primer día de rodaje y me encontré con que todo era cierto, fue de lo mejor que me podía pasar. Desde siempre he admirado a Adam Sandler y, si no me he visto todas sus películas, pocas me faltan, incluso sus monólogos. El hecho de tener una oportunidad no solo de verle y estar en su película, sino de ser él, es increíble.

¿Y le confundían?

Constantemente, era muy gracioso. Nada más salir de la furgoneta en la que me llevaban vi a todo el mundo susurrar «ahí esta Adam, ya ha llegado». Incluso muchas personas se me acercaban a pedirme una foto hablándome en inglés. Sobre todo me confundían desde lejos, ya que de cerca se ve el truco, pero la gente que no formaba parte del rodaje y estaba fuera del set esperando ver al actor, me gritaban desde lejos para que me acercara a saludarles. Hasta el propio productor que me contactó se confundió y vino a pedirme una foto para su hija.

¿Cómo es Adam en directo?

Es difícil de definir, ya que no se puede acceder a él fácilmente. Siempre va seguido de gente que le indica cuándo ir a saludar y cuándo no, o cuándo dejar de hacerse fotos, a mí me lo permitieron por el hecho de ser su doble. Es muy entendible, si yo siendo simplemente su doble de campo me empezaron a pedir fotos y más fotos, no quiero imaginarme eso durante más de 40 años de carrera. Pensando de esta forma, he de decir que es de lo más simpático, puesto que cada vez que nos cruzábamos me soltaba alguna broma y siempre que le tocaba acceder al set iba con un altavoz y la música a todo volumen animando a la gente que ya estaba cansada de tantas horas de rodaje.

Compartir el artículo

stats