Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Loquillo Músico

«Hay artistas testigos de su tiempo, pero a mí me gusta ser protagonista»

El artista actúa en Mallorca el próximo jueves 26 de agosto en el marco del festival Cultura es Vida

José María Sanz es ‘Loquillo’. EFE

José María Sanz, ‘Loquillo’ (Barcelona, 1960), respondió el año pasado a la pandemia con una gira poética para auditorios reducidos y grabando un disco de rock que verá la luz a principios del próximo año. Después de actuar en Barcelona, Madrid o Zaragoza, ahora recala en Mallorca, donde ofrecerá un concierto este próximo jueves 26 de agosto en Son Fusteret.

La pandemia no le ha llevado a la introspección ni a la melancolía.

Yo le tenía más miedo al silencio que a la pandemia, y lo que hice fue poner todo a funcionar. Llamé a los compositores más importantes de mi vida, Sabino Méndez, Gabriel e Igor, y nos pusimos a trabajar en un disco. La idea es sacarlo a principios del año que viene. No es un disco sobre qué mal lo he pasado en la pandemia, sino el que tiene que hacer un artista con 60 años.

Pero ahora sale de gira con el álbum El último clásico, publicado en noviembre de 2019 y que no llegó a presentar en vivo.

Ese es solo el nombre de la gira, porque lo que iba a hacer ya no podrá ser. Quien tuviera una imagen de mí de marzo de 2020, que piense que esa imagen ya no existe. Esta es una gira de inicio y quienes estén atentos lo verán. Hay una banda en progreso y un artista diferente, y en los conciertos habrá canciones del disco, pero todo ha saltado por los aires. Me siento un poco como en una película de Jacques Tourneur: una pantera encerrada, un zombi entre dos mundos, alguien que tiene un pasado.

¿En qué se siente diferente?

Dejé el pabellón altísimo en la gira de 40 aniversario, y después de eso se empieza de cero. Lo veo como una tercera oportunidad. La primera te la dan; la segunda la tienes porque la cagaste en la primera, y la tercera es porque la segunda la hiciste bien.

¿Hacia qué temáticas va el nuevo disco?

Mi tema es la libertad individual. Yo soy libertario. Nos preocupan las consecuencias de lo que ha ocurrido. No somos dueños de nuestro destino. Es la primera vez, desde la mili, que no lo soy. Hay artistas que son testigos de su tiempo, pero a mí me gusta ser protagonista. Donde está el lío, ahí estoy yo. Ahora temo que quede un poso, algo a lo que nos tengamos que adaptar. Me preocupan las libertades individuales, y lo políticamente correcto, y la cultura de la cancelación. Esas cosas ante las que la mayor parte de los músicos se han callado la boca. Cuando veo una entrevista a Jota, de Los Planetas, o a Kiko Veneno, la leo y digo «¡menos mal!», porque igual no estoy de acuerdo con ellos, pero dicen lo que piensan. El nuevo disco tiene que ver con esto, y no tanto con «paz, amor, hermanos, qué mal lo hemos pasado…» No, gracias.

Hombre, por algo viene del punk y no de los hippies.

Nuestra profesión tiene que tomar nota. Llevamos cerca de tres años sin desplegar el Estatuto del Artista y está pendiente la Ley de Mecenazgo. Cuando se han pedido ayudas, nos han dicho «págate un crédito ICO». Lo digo desde un punto de vista de clase trabajadora, porque yo soy de clase obrera. No es verdad que se esté abriendo la actividad y «qué bien todo».

En su caso, hablamos del artista de rock’n’roll, un género o estética musical de la que se cantan las exequias. ¿Siente que está amenazada la figura que representa?

Mira, ya desde los 80, a todo el mundo le encanta la estética del rock’n’roll. Todos quieren ser como nosotros: desde el cantautor que se electrifica hasta el trapero que adora los excesos de las estrellas del rock. ¡Y el político, que se cree rockstar! Lo veo desde fuera y me parto. ¿Alguien se ha parado a pensar en C. Tangana y Ramoncín, que tantas cosas tienen en común?

Hace un tiempo que no responde a preguntas políticas en las entrevistas. ¿No volverá a dar su opinión nunca más?

No es mi negociado. Solo hay algo peor que un político dándoselas de estrella del rock, que es una estrella del rock dándoselas de político. Punto. Insisto en eso: no es que no vaya a volver a hablar, es que no es mi negociado.

Compartir el artículo

stats