Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo Bujosa gana un Emmy en Los Ángeles por un ‘spot’

El director y creativo ha recibido uno de los premios más importantes de la industria audiovisual por su trabajo ‘Lakers Fans & Resilience’ sobre un grafitero latino residente en California

Pablo Bujosa: "Me hace mucha ilusión que sea mi primer Emmy en la costa oeste" Bernardo Arzayus

El nombre de Pablo Bujosa Rodríguez (Palma, 1980) lleva años siendo noticia en EE UU por sus trabajos en la industria audiovisual, principalmente vinculados con la publicidad, por los que ha recibido varios premios importantes. El último, hace dos días, cuando recibió un Premio Emmy del Área de Los Ángeles por su corto documental titulado Lakers Fans & Resilience sobre un grafitero latino afincado en California.

Los Premios Emmy tienen una estructura vertical en los que existen los Emmy nacionales dedicados a la ficción, que son los que conoce todo el mundo, y luego los otros Emmy dedicados a la televisión, la publicidad y otros géneros: «Luego tienes los mercados regionales. Los más conocidos son los de Los Ángeles y Nueva York», explica.

Bujosa lleva el equipo de autopromociones de tres canales de televisión de Los Ángeles. Uno emite en exclusiva los partidos de los Lakers, el otro ofrece los partidos de los Dodgers y el tercero es un canal de noticias. Su trabajo consiste en idear y producir los anuncios que aparecen en los canales en los que se promocionan la programación del mismo canal. El spot que ha ganado el Emmy es un trabajo en el que intentaron acercarse a los fans de los equipos. Para ello, filman piezas cortas relacionadas con la comunidad que está vinculada con el deporte. El corto premiado lo rodaron en diciembre de 2020 en una temporada bastante complicada en Los Ángeles por el coronavirus. «Allí el grafiti tiene muchísima importancia y hay gran interés por el arte callejero». El cineasta mallorquín siempre ha tenido un gran interés por las comunidades minoritarias como la latina. Conoció a Héctor, el protagonista del filme, porque hizo un proyecto bastante espectacular en el que pintó una casa entera con temática de los Dodgers en el que aparecían algunos de los jugadores más importantes del equipo después de que ganaran las series mundiales: «Contacté con él a través de Instagram y quedamos porque nos dijo que iba a hacer un mural sobre Kobe Bryant. Nos explicó su situación y decidimos montar un spot para la televisión. En este pequeño documental nos cuenta una historia muy personal sobre cómo su afición por el deporte le llevó a sobrellevar la pandemia».

Así es el spot que dio el Premio Emmy al director mallorquín Pablo Bujosa Pablo Bujosa

En estos premios existen tres categorías en las que suelen presentar sus proyectos: mejor spot de deportes, mejor spot de noticias y mejor PSA, que son anuncios que se hacen para concienciar sobre una causa en concreto. El cineasta explica que en Los Ángeles es complicado que te nominen porque solo hay tres categorías de publicidad y, además, es un mercado muy grande y competitivo. Además, hay mucha gente trabajando con grandes producciones: «Este trabajo lo hemos hecho con lo justo. Como la idea era mía, yo figuro como productor y Enrique, mi compañero, fue el encargado de filmarlo».

Salió de Mallorca en 1998 y confiesa que en España no le fue especialmente bien. A raíz de la crisis de 2008, decidió marcharse a EE UU: «Allí me encontré un país en el que las cosas son complicadas, pero siempre hay trabajo. Me ha ido mucho mejor de lo que esperaba».

Una parte importante de los trabajos que hacen están enfocados en las personas porque su fórmula consiste en acercarse al espectador y al fan: «Nos centramos en el receptor. En contenido ya había ganado un Emmy y en publicidad tengo dos. Creo que lo que llama la atención de lo que hacemos es el grado de intimidad. Cuando ves un spot te está hablando el personaje directamente. Colocamos el mensaje desde una perspectiva subjetiva. Ver hablar al fan hace que el anuncio sea más atractivo».

El primer Emmy que ganó le cambio la vida profesional de forma radical. Fue por un programa que hacía dedicado a perfiles de la comunidad latina en Nueva York y se lo dieron por una pieza sobre un tatuador. Este último es el primer Emmy que le dan en Los Ángeles y confiesa que ha sido una sorpresa: «Estadísticamente era muy difícil que nos lo dieran, por lo que no confiaba demasiado en nuestras posibilidades. Creo que el spot que hemos presentado es muy bueno y espero que no sea el último que me dan allí».

Compartir el artículo

stats