Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Laurent Garnier: «Los DJ somos artistas pero la política no lo ve así»

Considerado el mejor pinchadiscos del mundo, el pionero del tecno presentó ‘Off the Record’ en el Rívoli, un documental «hecho con honestidad y pasión» sobre su vida y este estilo musical

Laurent Garnier ayer en el Parc de la Mar.

Laurent Garnier ayer en el Parc de la Mar. B. Ramon

Siente el productor y DJ francés Laurent Garnier, considerado el mejor pinchadiscos del mundo, que su sector ha dado «50 pasos hacia atrás» porque el ministerio de Cultura de su país, como en otros muchos lugares, «ha dicho que los DJ no forman parte de la cultura». Recuerda que cuando el año pasado se clausuró todo por el confinamiento, «enseguida se habló del cierre de restaurantes, teatros, cines, etc., pero no dijeron ni una palabra de las discotecas. Han desaparecido por completo del discurso político, para ellos no existimos, a pesar de que nosotros también somos artistas», tal como destacó ayer Garnier en Palma poco antes de la presentación del documental Off the Record.

En el marco del Atlàntida Film Festival, el público asistió en el cine Rívoli a la proyección sobre la historia de uno de los pioneros de la música tecno y el recorrido de este estilo durante las últimas tres décadas. «Tras 18 meses de parón por la covid, me parece que todas las batallas que tuvimos esos 30 años deberán seguirlas ahora las nuevas generaciones, debido a que no estamos donde se supone que deberíamos estar», incidió el DJ sobre su colectivo. Por este motivo, Garnier ve muy importante la difusión que llevan a cabo el documental dirigido por Gavin Rivoire o el libro escrito por él titulado Electroshock. Tanto en un caso como en otro cuenta su historia y la de la música EDM (Electronic Dance Music) «con honestidad y pasión».

Su intención siempre ha sido «compartir el tema con la gente sin importar si saben mucho o no sobre él», según el protagonista. Ha querido «abrir las puertas» de su casa y su entorno más cercano para «simplemente dar pistas de cómo es la vida de un DJ y lo que ha sucedido en este negocio en los últimos 30 años». Es consciente de que no se puede abarcar todo en una hora y media de metraje, aunque escogió como director a Rivoire entre otras cosas porque «no es un fan del tecno, no sabía nada», y eso es precisamente lo que le gustó. «No tiene ningún punto de vista sobre esta música, es un novato», por lo que así es más fácil acercarse a un público que tampoco tiene nociones, sin dejar de lado lógicamente a los fans de la electrónica.

Los seguidores conocerán a la mayoría de los testimonios que recoge el documental, entre ellos Carl Cox, Derrick May, Jeff Mills y hasta una veintena de artistas. Fue grabado durante el periodo 2017-2019, acompañando en su gira a Garnier por ciudades como Nueva York, Tokio, Hong Kong, Detroit, Bruselas y Londres. En 2019 hizo escala en el Mallorca Live Festival y con sus platillos bailaron miles de fans, algunos de los cuales disfrutaron anoche del largometraje Off the Record en el Atlàntida Film Fest.

Compartir el artículo

stats