Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lin Utzon: «Mallorca es especial porque aquí se vive como en un universo»

La hija del reconocido arquitecto Jørn Utzon, autor del edificio de la Ópera de Sídney, presenta la exposición ‘Cosmic Dance’ en Sa Torre de Canyamel, que podrá visitarse hasta el 31 de octubre

11

Lin Utzon presenta la exposición ‘Cosmic Dance’ en Sa Torre de Canyamel Aba Art Lab

Últimamente se habla de la teoría de que la conexión con la naturaleza debe ser considerada como un derecho humano. Lin Utzon reafirma esta conexión beneficiosa. Porque la creatividad es sinónimo de capacidad de generar nuevas ideas y la naturaleza aumenta el desarrollo de la imaginación al transmitir sensación de paz. Por ello, para la artista, la naturaleza, el misterio de la creación y la fuerza desconocida que permite a la vida emerger de la materia es el estímulo que pone en marcha su poder creativo. «La naturaleza entra en mí y sale de diferente forma», señala.

En Cosmic Dance, la hija del prestigioso arquitecto de la Ópera de Sídney, Jørn Utzon, aplica su particular visión de la forma llevándola a su mínima expresión a través de una paleta en blanco y negro, casi a modo celular que, acompañada de un extraordinario dominio de la técnica, le permite abarcar una variedad de materiales con obras a gran formato en tinta china sobre papel, óleo sobre lienzo y cerámica pintada. Y es que es reconocida mundialmente por sus gigantescas obras de cerámica que cubren enormes fachadas en lugares como Gotemburgo, California, Nueva York, Sídney y Madrid, y por sus pinturas y esculturas de inspiración mallorquina y japonesa.

La historia de Utzon con la isla se remonta a 46 años atrás, cuando venía cada año con sus padres, y hace 25 años que reside definitivamente en la isla. «Mallorca es especial porque aquí se vive como en un universo. Tiene una luz y una naturaleza fabulosa y transmite mucha paz, lo que para mí, como artista, es importante. Pasé de vivir en Nueva York, donde todo era muy neurótico, a mi primer taller en Ses Salines, donde todo era blanco», explica.

Tras haber expuesto una parte de Cosmic Dance en la Bienal de Venecia, ahora puede visitarse la serie completa de 600 piezas en la Torre de Canyamel. Lleva 25 años trabajando en el proyecto de la naturaleza como danza cósmica. En estas obras, la artista captura el movimiento del mundo natural, la danza constante de la transformación dentro de la vida expresada en la pintura y la arcilla. «Australia, por su naturaleza incontrolable, Japón y Mallorca son mis grandes influencias, pero es Mallorca la que me ha enseñado a poner el alma en lo que haces», subraya.

«La isla me ha enseñado a poner el alma en lo que haces y me transmite mucha paz», afirma la artista

decoration

La Torre de Canyamel es un lugar que le ha sorprendido por la forma en que potencia su obra, así como lo mucho que le ha inspirado trabajar con unas mujeres tan exigentes con su trabajo como Maribel y Alejandra Bordoy, propietarias de ABA ART LAB. «No lo digo con la intención de que sea un manifiesto político. Mucha gente quiere decir que las mujeres son más importantes, quizás porque hacemos la última creación, que es el ser humano, pero también hay muchos hombres fantásticos. Tenemos más presencia en el arte pero, igual que ellos, debemos tener talento y hacer un esfuerzo enorme o es imposible triunfar».

Esta es la primera vez que realiza un gran despliegue de obra conformada por papel, escultura de barro, escultura de poliestireno expandido y óleo sobre lienzo. La Torre de Canyamel es un edificio del siglo XIII donde el contraste entre la obra contemporánea de Lin y el inmueble es absolutamente mágico. Todas las piezas han sido creadas en Mallorca. Las pequeñas esculturas en barro se han llevado a cabo en el taller de Pere Coll, en Pòrtol; las obras en poliestireno expandido, que son esculturas de gran formato, se han realizado en Poraxa, en Porreres; y las demás obras, lienzos, óleos y papel, han sido creadas por Utzon durante los últimos 20 años en su taller. Cosmic Dance es un gran proyecto de toda una vida, se muestra una labor retrospectiva sobre un mismo tema. «Es un orgullo que sea una exposición hecha en Mallorca, es un hilo conductor que ella ha ido trabajando. El milagro de Baile Cósmico durante todos estos años, íntegramente creada en Mallorca, que define su amor por la isla y en una localización inmejorable que es la Torre de Canyamel», añaden las galeristas.

Compartir el artículo

stats