Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La semana trágica de la poesía mallorquina

Se cumplen 25 años de la muerte de los poetas en lengua catalana Damià Huguet y Miquel Àngel Riera, con solo tres días de diferencia

Miquel Àngel Riera y Damià Huguet.

Miquel Àngel Riera y Damià Huguet.

Huguet y Riera se diferencian en muchos aspectos. Sin embargo, hay trazos que unen sus biografías y su obra. Riera había nacido en Manacor en el 29 de abril de 1930. Huguet vino al mundo el 10 de junio de 1946 en Campos. Dieciséis años de diferencia son casi una generación. La distancia se acentúa porque aunque ambos vivieron bajo el franquismo, el manacorí sintió el despertar de sus inquietudes literarias en los tiempos más oscuros de la dictadura («Una època trista», escribió). El campaner se asomó al mundo de las letras cuando ya se comenzaba a vislumbrar el final de la opresión, aunque esta llegara mucho después de lo deseado por los demócratas y con Franco firmando sentencias de muerte hasta casi el final de sus días.

La carrera literaria también marca diferencias abismales entre los dos poetas. Huguet se introdujo en la literatura en catalán gracias a Miquel Roig, que era su tío y cronista oficial de Campos. Riera se formó con profesores sin preparación pedagógica –«vaig passar la meva adolescència sense tenir un llibre per assaciar la meva fam de literatura… amb un dèficit de lectures immens… sense consciència de la meva catalanitat fins als 25 anys». Huguet descubrió la lengua catalana en casa, pero fue el compromiso personal en su defensa en tiempos de marginación y desprecio oficial el que le llevó a crear una obra eminentemente en verso, aunque con una postrera incursión en la prosa (Les fites netes).

El estilo de su obra también mantiene las distancias. Riera se empapa de los versos de la generación española del 27. Su corpus literario, formado por seis poemarios, seis novelas y dos libros de relatos, comienza por la admiración hacia creadores como Pedro Salinas o Federico García Lorca. Huguet se mueve en las vanguardias de los años setenta. Siente las influencias de Blai Bonet, es cierto, pero también las de cineastas como François Truffaut o Jean-Luc Godard, o de artistas como Antoni Tàpies, según explica Josep Albertí en el artículo Esquema de Damià Huguet.

Ambos publicaron en Diario de Mallorca y el 'campaner' fue crítico de cine, fotógrafo y corresponsal

decoration

Pese a las marcadas diferencias, son muchísimos los puntos en común entre los dos escritores. La trayectoria vital y literaria de ambos jamás se despega de la localidad en la que nacieron. Riera se aferra a Manacor. Huguet, a Campos. Crean una obra que aspira a ser universal, pero lo hacen sin despegarse de la tierra que hollaron en sus primeros pasos. Su obra se puede leer a cientos de kilómetros de distancia, pero se hace general desde un profundo anclaje en lo local. Como escribe Josep Albertí, refiriéndose a Huguet: «La lingüística, la psicoanilisi, la història, la sociologia són disciplines amb les quals es pot investigar a través d’aquests escriptura apassionada i viva, calenta i paradoxal, que ha nascut dins una Mallorca enmig de la cruïlla dels canvis socials».

Miquel Àngel Riera se licenció en Derecho, aunque gran parte de la carrera la cursó a distancia trasladándose a Barcelona, Granada o Salamanca solo cuando era imprescindible. Además, jamás pensó en convertirse en un picapleitos. Después de un breve paso por la enseñanza, abrió una gestoría administrativa desde la cual ejerció con discreción y afabilidad su oficio. Damià Huguet atesoró una cultura amplia sin matricularse en ninguna universidad. Entró en la fábrica familiar de baldosas, la misma cuyos diseños enamoran hoy a arquitectos y decoradores de medio mundo y se pisan en restaurantes y hoteles de lujo. Ninguno de los dos vivió por y para la literatura en exclusiva.

Animadores culturales

Huguet y Riera fueron dos grandes animadores culturales. Ambos publicaron en Diario de Mallorca. El manacorí tradujo al catalán la obra poética de Rafael Alberti. También fundó y dirigió la colección de poesía El Turó y la colección Tià de sa Real, amén de impulsar y colaborar en revistas locales y en periódicos de la isla. Ninguna iniciativa cultural de la capital del Llevant le resultó ajena. El campaner fue un agudo crítico de cine, corresponsal de Diario de Mallorca, fotógrafo y pintor. Pocos días después de su muerte debía inaugurar una exposición junto a Maria del Mar Bonet y Antoni Catany. Una de sus fotografías para este periódico dio la vuelta al mundo. Se trata de un incidente protagonizado por espectadores de un partido de fútbol disputado en Campos. Los airados aficionados persiguen, en un campo de almendros, a un jugador del Murense. La imagen es un enorme documento periodístico, pero también es estéticamente impecable, con una composición digna de un gran artista.

Los dos dejaron un corpus no demasiado extenso, pero en el que brilla con fuerza la sinceridad. Recibieron premios, pero jamás les abandonó la humildad no impostada. Discretos, pero amables. Todos quienes les conocieron coinciden: eran buenas personas, probablemente el mayor mérito que se puede alcanzar en esta vida.

Desgraciadamente, una última coincidencia del destino les unió: murieron en esos tres días de julio trágicos para la poesía mallorquina. Partieron jóvenes –cincuenta años tenía Huguet, sesenta y seis Riera–, cuando aún tenían mucho por aportar a la literatura en catalán.

El Any Huguet i Riera se celebra con una proyección y un recital

La conmemoración del Any Damià Huguet i Miquel Àngel Riera comenzó ayer y se prolongará hasta finales del próximo mes con la proyección de una película documental sobre el poeta campaner y un concierto-recital del primer libro de poemas del manacorí a cargo del actor Pep Tosar.

La Fundació Mallorca Literària, del Consell de Mallorca, ha organizado sendos actos, que tendrán lugar en diferentes pueblos a lo largo del verano. Se iniciaron ayer coincidiendo con los aniversarios de sus muertes hace 25 años. En concreto, se estrenó el filme Ca meva amb arbres al jardí en la Casa Llorenç Villalonga, en Binissalem, y el próximo sábado, día 24, tendrá lugar el primer recital de Poemes a Nai en el claustro del convento de Manacor.

El documental dirigido por Miquel Àngel Raió hace un recorrido por la vida y obra del poeta Huguet a través de diferentes testimonios y con la participación especial del escritor Sebastià Alzamora. Además de la proyección ayer en Binissalem, también se pudo ver por la noche en la televisión autonómica IB3. El viernes 20 de agosto volverá a ofrecerse en pantalla grande en el convento de Campos, el pueblo en el que nació el autor de Les fites netes. Además, el sábado 21 de agosto, se representará la obra teatral Guaret en el jardín de la Casa Llorenç Villalonga, que está inspirada en el reconocido poeta mallorquín, que actúa como hilo conductor, y fue la ganadora del Premi Ciutat de Palma de este año.

En cuanto al espectáculo musical de Poemes a Nai, con la interpretación de Tosar y acompañado por la guitarra de Joan Arto, también repasará los poemas de Miquel Àngel Riera el domingo día 25 de julio en el anfiteatro Joan Mas de Deià y el siguiente, 1 de agosto, en el castillo de Capdepera en el marco del programa La lluna en vers.

En otoño, el Any Huguet i Riera llegará a Catalunya y el propósito de la Fundació Mallorca Literària es mostrar la obra de ambos autores en la Setmana del Llibre en Català, que se celebra en Barcelona. Además, estarán presentes en el recital que se ofrecerá en el Festival de Poesia de Sant Cugat y en la Vila del Llibre de l’Escala. También habrá proyecciones relacionadas con ambos escritores mallorquines y unas jornadas académicas organizadas con la UIB.

La muerte de Damià Huguet el 18 de julio de 1996 y de Miquel Àngel Riera días después dejaron un vacío en la historia de las letras mallorquinas y, en concreto, en la poesía en lengua catalana, debido a que fueron dos reconocidos autores de la isla cuya obra se sigue estudiando y que este verano se darán a conocer aún más con la conmemoración del 25 aniversario de su fallecimiento.

Compartir el artículo

stats